Recuerdan los 30 años del asesinato del ex canciller chileno Letelier

Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento cubano, condenó el doble rasero de la política norteamericana en materia de terrorismo en el acto de homenaje por la efeméride EE.UU. no hizo nada para impedir el atentado

Autor:

Juventud Rebelde

El Presidente del Parlamento cubano fue el orador principal en el acto. Foto: Franklin Reyes Para salvar la vida tenemos que luchar por la verdad, por la justicia, y hacer de la solidaridad una tarea de todos, exhortó Ricardo Alarcón de Quesada, presidente del Parlamento cubano, a cubanos y chilenos asistentes al homenaje al ex canciller chileno Orlando Letelier, asesinado hace hoy 30 años en una calle de Washington, la capital estadounidense, junto a su asistente Ronni Moffitt.

En su discurso reveló que justo este miércoles acaban de ser desclasificados 15 documentos oficiales estadounidenses relacionados con la Operación Cóndor, que revelan el papel cómplice de Estados Unidos, en especial el conocimiento que del atentado tenían Henry Kissinger y sus principales colaboradores, y lo que hicieron o lo que dejaron de hacer sobre los planes de asesinatos de personalidades de América Latina.

El atentado terrorista fue planeado por los servicios secretos chilenos, la DINA, y los terroristas de origen cubano Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, quienes unos días después participaron en la voladura del avión cubano en Barbados, que costó la vida a 73 personas.

Bosch vive tranquilamente en Miami luego del perdón presidencial otorgado por George Bush, padre, y Posada espera ser liberado por Bush, el hijo.

Sin embargo, señaló, mantienen desde hace ocho años en prisión a cinco cubanos antiterroristas, quienes tenían la misión de buscar información sobre los nuevos planes de atentados y sabotajes de la mafia de Miami.

Letelier y las otras víctimas del terrorismo vivirán siempre que seamos capaces de hacerlos vivir, exigiendo castigo para los asesinos y sus cómplices, concluyó el Presidente del Parlamento cubano.

En el acto habló también Tato Ayress, director de la Casa Memorial Salvador Allende, y fue presidido entre otras personalidades por José Arbesú, vicejefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Partido, y el embajador de Chile en Cuba, Jaime Tohá.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.