Evaluan trabajo de la UJC en Escuela de Instructores de Arte de la capital

Se analizó el papel de los instructores de arte en el  logro del propósito de que los cubanos accedan al conocimiento de lo mejor de la cultura

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Resulta un reto alcanzable: los habitantes de la Isla deben tener el conocimiento de lo mejor de la Cultura cubana, y mucho pueden hacer en ese sentido los instructores de arte.

El desafío es una máxima para la Brigada José Martí de Instructores de Arte. Es un hecho que trasluce el trabajo comunitario y las prácticas laborales, según trascendió en el balance de la militancia juvenil de la Escuela de Instructores de Arte Eduardo García Delgado, de la capital.

El aprovechamiento de las potencialidades artísticas de cada centro educacional, la incondicionalidad con la tarea, el conocimiento de la historia nacional y local, y «el compromiso mayor con nuestro tiempo», constituyen un frente contra la invasión de la cultura «chatarra».

Para ello resulta importante diferenciar el concepto de arte y mercancía, y «hacérselo saber a las masas mediante nuestro trabajo y con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), las instituciones y los medios de difusión», dijo a un auditorio de más 300 delegados Gabriel, un estudiante de la especialidad de Teatro.

Se trata, por ejemplo, de insistir en que los jóvenes escuchen temas musicales que los llenen espiritualmente, «sin levantar campañas en contra de algunos textos del reguetón».

De ahí que un adecuado repertorio con lo mejor de las diferentes manifestaciones artísticas del patio es un arma poderosa para educar el gusto, invitar al disfrute pleno y elevar el acervo cultural de las nuevas generaciones, expresó Liset Ametller, presidenta de la Brigada José Martí de Instructores de Arte.

La tarea es de todos: profesores y alumnos. Implica una buena preparación política y un conocimiento de la importancia de los instructores de arte en la sociedad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.