Cómo afrontar la traición de su pareja

Autor:

J.R: Estoy casada hace 12 años pero mi esposo se buscó otra mujer más joven y bonita. Aunque no me ha pedido la separación, noto su indiferencia. Ya me fui una vez, pero retrocedí sin que él me lo pidiera. Me molesta dejárselo a otra, siento miedo de recomenzar a mi edad y lo peor es que nada será igual si lo perdono. He pensado en buscar otro hombre pero me faltan las fuerzas. Trato de ocupar mi mente, pero nada calma mi dolor. Él siempre me culpa por todo y me pregunto si tendrá razón. Estoy entre la espada y la pared, por eso pido ayuda. Tengo 35 años.

Aunque no lo hayas elegido, ya te encuentras «entre la espada y la pared» y no se anuncia ningún cambio en el horizonte. Estás llamada a distanciar esa espada y esa pared que representan seguridad mezclada con dolor, culpa y miedo. Se trata de dejar la posición de esposa engañada, ignorada y sufrida para ser la mujer que recupera el curso de su vida, independientemente de lo que haga su esposo.

Al parecer, te está resultando difícil decidir. Afortunadamente ya estás pidiendo ayuda. Pero si estas líneas no son suficientes, no dudes en consultar un psicólogo que te acompañe hasta encontrar tu solución.

Existen muchas salidas, pero debes encontrar la tuya. Obviamente es preciso que reconozcas lo que más deseas y seas fiel a ti misma, porque siempre se pierde algo y es más tolerable cuanto más te acercas a tu bienestar.

Podrías quedarte junto a él como hasta ahora, pero en tal caso no tiene sentido esperar un cambio mágico de su parte. No obstante, si dejas de comportarte así quizá él muestre una postura diferente. También puedes separarte y decidir en conjunto (si es preciso ayudados por un abogado), cómo separar los bienes y educar a los hijos en común.

De cualquier modo, el problema no radica en dejárselo o no, en irte o no de la casa, ni en quién es el culpable. Reside en decidir permanecer o no sufriendo, en una situación donde no eres tratada con el afecto y respeto que esperas de tu pareja.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.