Recibirá Portugal electricidad desde el mar

Desarrollan en México productor de hielo con energía solar. Logran generar energía a partir de ondas sonoras, agua pesada y una burbuja

Autor:

Juventud Rebelde

ELECTRICIDAD DESDE EL MAR: En Portugal las playas ya no serán solo para el disfrute de los bañistas, pues la energía llegará del mar a la costa mediante un cable submarino que entrará directamente en la red nacional de distribución. Será una cantidad modesta, pero es la etapa inaugural de la primera central energética del mundo que usa el oleaje como fuente de energía renovable. Tras diez años de ardua investigación, con el apoyo financiero de la Unión Europea y la experiencia de dos décadas de estudios del Instituto Superior Técnico de Lisboa, la ejecución de este proyecto iniciado en 2003 constituye ahora una vanguardia a nivel mundial... HIELO CON ENERGÍA SOLAR: Un equipo del Centro de Investigaciones en Energía, en Temixco, México, desarrolló un novedoso sistema productor de hielo que no requiere energía eléctrica, sino solar, y que puede ser construido con materiales de fácil adquisición. El sistema consiste —principalmente— en un Colector Cilíndrico Parabólico (CPC) que opera como un generador-absorbente, un condensador, un evaporador, una válvula de expansión y los fluidos de trabajo, que en este caso son el amoníaco (refrigerante) y el nitrato de litio (absorbente). Se beneficiarán miles de pequeñas comunidades rurales y costeras de México, que por vivir alejadas de la red eléctrica carecen de electricidad en sus hogares y, por ende, de sistemas de refrigeración para la conservación de sus alimentos y medicinas... ¿BURBUJA DE ENERGÍA CON SONIDO?: Un grupo de científicos y empresarios estadounidenses busca emular y «envasar» el poder del Sol en dispositivos que pueden caber en una mesa. Seth Putterman, físico de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), logró generar energía a partir de tres elementos: ondas sonoras, agua pesada y una burbuja, que hizo brillar con gran intensidad. El estudio consiste en utilizar ondas sonoras para producir un fenómeno llamado sonofusión, que permite la liberación de energía en cantidades superiores incluso a las que se pueden obtener en plantas de energía y armas atómicas, con la ventaja de que la fusión es limpia y no genera residuos nucleares de larga duración.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.