Reconocen alto desarrollo humano de Cuba

Importantes y complejas inversiones se realizan en el país, en lo fundamental en las zonas orientales, para garantizar el suministro estable de agua potable a la población. Foto: Mildred Legrá Colón Susan MacDade, coordinadora residente del Sistema de la ONU y representante residente del Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, anunció que nuestro país se encuentra a la par de regiones del Primer Mundo en cuanto a la calidad de vida y educación de su población y reconoció liderazgo de la Isla en el debate mundial del agua como derecho básico y universal

Autor:

Juventud Rebelde

Cuba ocupa hoy el lugar 50 entre los 177 países o territorios cuyos índices de desarrollo humano (IDH) fueron evaluados por el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a partir del análisis de tres componentes básicos: una vida larga y saludable, la educación y un nivel de vida digno.

El anuncio lo hizo en La Habana Susan MacDade, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas y representante residente del PNUD, durante el acto central por el Día Mundial del Agua, fecha que se celebró este jueves en todo el planeta y que, en el caso de la Isla, tuvo como plato fuerte la presentación del Informe sobre Desarrollo Humano 2006, titulado Más allá de la escasez: poder, pobreza y la crisis mundial del agua.

«Cuba debe sentir mucho orgullo —agregó MacDade— por el desarrollo económico y la equidad social alcanzados hasta hoy», indicadores que la colocan entre los países con un desarrollo humano alto, a la par de naciones del Primer Mundo.

Desde 1990, según el propio informe, el PNUD ha publicado anualmente en sus páginas un índice de desarrollo humano (IDH), que busca dar una definición más amplia del bienestar, más allá del reporte sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB). El IDH provee una medida compuesta de tres dimensiones del desarrollo humano: vivir una vida larga y saludable (medida por la esperanza de vida); tener educación (medida por la tasa de alfabetización de adultos y de matrícula en las enseñanzas Primaria, Secundaria y Terciaria); y gozar de un nivel de vida digno (medido por el ingreso según la paridad del poder adquisitivo).

MacDade expresó que el Informe es un instrumento para poner en el centro del debate internacional la amenaza que se cierne sobre la seguridad humana, a causa de la creciente crisis mundial de los recursos hídricos, a la vez que invita a los países a colocar el problema del agua y el saneamiento en una posición prioritaria dentro de las agendas nacionales de desarrollo.

Sobre el debate mundial del agua como un derecho humano básico y universal, reconocido en el Informe del PNUD, MacDade afirmó que «Cuba es líder en esa discusión en las Naciones Unidas, participa de manera activa, porque en este país el tema está plenamente encima de la mesa de la más alta dirección del país».

Tal prioridad la confirma el hecho de que nuestro país cumplió en 1995 la meta de «reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas que carecen de acceso sostenible a agua potable segura y saneamiento».

Hoy, el 95,6 por ciento de la población tiene cobertura de abasto de agua potable, o sea, 10 742 307 habitantes se benefician con el servicio, y un 95 por ciento cuenta con cobertura de saneamiento.

Podemos sentirnos satisfechos, pero no conformes con estos resultados, expresó Aimeé Aguirre, vicepresidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), porque la gran misión de Cuba es trabajar —y es lo que estamos haciendo en estos momentos— fuertemente para garantizar el acceso al agua potable y saneamiento de ese cinco por ciento que aún no se beneficia de esos servicios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.