Libertad condicional otorgada al terrorista Posada Carriles sigue en suspenso

La Fiscalía afirmó que el reo sigue siendo un peligro para la comunidad y se pronunció contra la fianza; pero lo único valedero sería encartarlo como terrorista, reitera el abogado José Pertierra que representa a Venezuela en el pedido de extradición de Posada Carriles

Autor:

Marina Menéndez Quintero

La libertad condicional otorgada por una jueza de El Paso al terrorista Luis Posada Carriles sigue en suspenso, luego de que la Fiscalía presentara la víspera una moción en la que ordena a la magistrada reconsiderar su dictamen y establece que, en tanto, el acusado siga en prisión.

La real posibilidad de fuga de Posada Carriles si se le envía a su casa a esperar el juicio migratorio del 11 de mayo es tomada en cuenta por la Fiscalía, que calificó como «inadecuadas» las condiciones establecidas por la jueza Kathleen Cardone para otorgarle la fianza, según su controvertida decisión del pasado viernes.

La moción reitera que —como se reconoció en la audiencia del 3 de abril sobre el tema— es cuestionable que la detención domiciliaria provista de un monitor electrónico —una de las condiciones impuestas por la magistrada Cardone para darle la condicional— garantice que el acusado no desaparezca y que se pueda seguir el proceso, tratándose de un hombre a quien las cárceles de Venezuela no pudieron retener.

Igualmente, el documento refuta el argumento de la defensa acerca de la avanzada edad del reo al apuntar que, no obstante, Posada ha proclamado haber entrado ilegalmente a EE.UU. en el año 2005, y ha demostrado su habilidad para viajar con pasaportes falsos sin ser detectado, además de que anunció en conferencia de prensa su decisión de fugarse si no puede permanecer en Estados Unidos como ciudadano.

Tan importante como ello resulta que la Fiscalía recuerde en su moción la participación de Posada en la autoría y planificación del atentado contra el avión de Cubana sobre aguas de Barbados en 1976, en el estallido de bombas en hoteles cubanos en 1997 y en el frustrado atentado contra el Presidente cubano Fidel Castro en Panamá, en el año 2000, lo que demuestra que el acusado continúa siendo un peligro para la comunidad: fue la cabeza pensante y el artífice de reclutamientos y complots en actos hechos sin que fuera imprescindible su presencia para ejecutarlos, lo que ahora bien podría repetirse si no se le tiene tras las rejas.

Interrogado sobre ese pronunciamiento, sin embargo, el abogado José Pertierra que representa a Venezuela en el pedido de extradición de Posada Carriles, reiteró que todos esos peligros podrían evitarse si el gobierno de EE.UU. lo juzgara como lo que es, un terrorista, y pusiera fin a este «circo legal», que apenas analiza su estatus de ilegal y lo inculpa por haber mentido acerca de su entrada a Estados Unidos.

En declaraciones ofrecidas a la Mesa Redonda Informativa de la TV Cubana, Pertierra reafirmó que la Casa Blanca es la que tiene la decisión final en sus manos, y estimó que todo esto podría ser un balón de ensayo para sondear la reacción de la opinión pública ante la eventual liberación del criminal.

Mientras, las autoridades estadounidenses siguen desconociendo la solicitud de extradición presentada por Venezuela aunque, según Pertierra, ese país se sentiría contento si el terrorista Posada Carriles fuera juzgado en EE.UU.

En su dictamen de este lunes, la Fiscalía ha solicitado, además, que se investigue la procedencia del dinero que se usaría para la fianza de Posada, fijada en 250 000 dólares, pues las leyes estipulan que si los donantes son personas que podrían conspirar con el reo en una eventual fuga, ese dinero no sería considerado legítimo.

La averiguación podría resultar nada beneficiosa para el equipo de la defensa pues el abogado Arturo Hernández ha anunciado que la fianza se pagaría con el resultado de una colecta entre los allegados de Posada en Miami, grupo en el que figuran sujetos de un proceder tan criminal y terrorista como él.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.