Apoyo femenino a la defensa de la Patria

Las Marianas, como se califican las 25 dirigentes de la Juventud que hace seis meses se incorporaron voluntariamente al Servicio Militar, ya tienen su relevo

Autor:

Julieta García Ríos

Julio Martínez, primer secretario de la UJC, participó en el acto de graduación de las Marianas. Foto: Calixto N. Llanes La incorporación voluntaria de la mujer cubana al Servicio Militar será de manera creciente y paulatina, y para ello la actitud de nuestras dirigentes juveniles que hoy se gradúan servirá de ejemplo e inspiración a otras muchachas.

Así lo manifestó Julio Martínez, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunista, en el acto de ascenso y condecoración al Pelotón de las Marianas, integrado por 25 cuadros de la UJC que hace seis meses iniciaron su preparación militar intensiva.

En el encuentro, celebrado ante el Monumento a Celia Sánchez Manduley, ubicado en el Parque Lenin de la capital, las jóvenes soldados fueron ascendidas en grados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, al tiempo que pasaron a formar parte de su reserva de oficiales.

Se les otorgó además la distinción al Servicio Distinguido y la condecoración de Destacado en la Defensa de la Patria, todo ello por su espíritu de sacrificio, entrega, comportamiento ejemplar y satisfactorios resultados obtenidos en cada una de las tareas encomendadas durante la etapa de preparación intensiva.

Las recién graduadas abanderaron este miércoles a otras 75 mujeres, también dirigentes de la UJC, que se incorporaron voluntariamente al Servicio Militar. De esta forma dan respuesta a la convocatoria hecha por el Ministro de las FAR, Raúl Castro, en el V Pleno de la UJC celebrado hace apenas tres meses.

Ana Yudith Arias, presidenta de las Brigadas Técnicas Juveniles, en nombre de las nuevas soldados manifestó que llevar el nombre de Celias —como se han denominado— entraña mucho más que aprender a defender bien un puesto de combate.

«Dentro de nuestra preparación nos tocará identificar la rebeldía con que podría enfrentarse al enemigo, la inteligencia sagaz que nos conducirá a una victoria en desigual combate, y la delicadeza, que cobra gracia femenina, en el uso del uniforme verde olivo», aseguró.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.