Denuncia de campesinos en el Monte de las Banderas

El campesinado cubano denunció los actos terroristas que han dañado a más de cien familias campesinas

Autor:

Representantes del campesinado cubano exigieron también este lunes someter a juicio a Posada Carriles, durante un acto en el Monte de las Banderas. Foto: Calixto N. Llanes 

Un total de 17 testigos declararon hasta las cuatro de la tarde de ayer en el Juicio Político en Tribunal Antiterrorista: La Juventud Acusa a Luis Posada Carriles y al Gobierno de los Estados Unidos, donde se puso de manifiesto el carácter criminal del acusado y el encubrimiento y apoyo para sus acciones que tuvo siempre de las distintas administraciones norteamericanas.

El tribunal está presidido por la licenciada Iala Rodríguez Cruz. Actúan como jueces Laura Fernández González, Ayerín Fernández Mesa, Erick Luis Almeida y Yuri Pérez Martínez, todos estudiantes de Derecho de la Universidad de La Habana.

El ministerio fiscal está formado por los licenciados Dyxán Fuentes Guzmán y Sailehs Montero Rivero.

En el primer día de trabajo del tribunal se presentaron pruebas acerca de la participación de Posada Carriles en la voladura del avión de Cubana de Aviación y en la Operación Irán-Contras, así como torturador de la DISIP, en Venezuela, en los años 70.

Familiares de las víctimas, periodistas, estudiantes de diversos países latinoamericanos y estudiosos de la Seguridad del Estado de Cuba fueron los testigos.

Hoy se abordará la participación de Posada Carriles en los actos terroristas realizados en la década de los 90 en instalaciones turísticas de nuestro país, el intento de magnicidio contra el Comandante en Jefe Fidel Castro durante la cumbre iberoamericana en Panamá, y su última entrada a territorio norteamericano.

En la vista se encontraban presentes familiares de las víctimas de los actos terroristas y de nuestros Cinco Héroes prisioneros en cárceles del Imperio, así como representantes de la juventud cubana y latinoamericana.

CAMPESINOS CUBANOS DENUNCIAN ACTOS TERRORISTAS

El campesinado cubano denunció los actos terroristas que han dañado a más de cien familias campesinas, los violentos asesinatos, y la introducción de plagas que han afectado la agricultura, la economía y la alimentación del pueblo, y que el gobierno norteamericano mantiene impunes.

El vicepresidente primero de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), Orlando Peñate Pérez, mostró la indignación de los labriegos del país por la liberación del terrorista Luis Posada Carriles, durante un acto realizado este lunes en el Monte de las Banderas de la Tribuna Antiimperialista José Martí.

Representantes del sector tabacalero, de las cooperativas, del sindicato agropecuario, repudiaron la doble moral del Presidente de Estados Unidos y recordaron los crímenes realizados por sus secuaces, así como la entrada en la Isla de hongos dañinos como el moho azul en el cultivo del tabaco, la roya en la caña de azúcar y la fiebre porcina, enfermedad letal que provocó bajas en la economía y con ello una situación alarmante en la alimentación de muchos cubanos.

«El campesino ha tenido que sufrir en carne propia los actos terroristas: quema de cañaverales y de viviendas que provocó el terror entre muchas familias que perdieron sus hogares y a sus hijos», dijo Emilio Interián Rodríguez, presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios Sabino Pupo, del municipio Arroyo Naranjo.

«Pero estos complots genocidas han servido también para ganar conciencia, aunar las fuerzas de todos los cubanos y comprender cuáles son los puntales donde más habrá que esforzarse para conquistar, por siempre, la causa socialista», apuntó a JR Orlando Lugo Fonte, presidente de la ANAP.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.