Cuba cuenta con 89 000 profesionales de la enfermería

Foto: Calixto N. Llanes El XII Congreso de la Sociedad Cubana de Enfermería y el I Simposio Cubano de Cuidados Paliativos, sesiona desde este lunes en el Palacio de las Convenciones de esta capital, con la participación de 500 delegados de Cuba y de 16 países de varios continentes

Autor:

Juventud Rebelde

Nuestro país cuenta con unos 89 000 profesionales de la enfermería , de los cuales 25 000 son licenciados y 300 másteres, al tiempo que se forman actualmente 45 000 más en esta carrera, considerada una de las más humanitarias del mundo.

Lo anterior se conoció durante el XII Congreso de la Sociedad Cubana de Enfermería y el I Simposio Cubano de Cuidados Paliativos, que con la participación de 500 delegados cubanos y de 16 países de varios continentes, sesiona desde este lunes en el Palacio de las Convenciones, en Ciudad de La Habana, y concluirá mañana.

Con el lema «Humanizar en el arte de cuidar», una buena parte de los trabajos presentados a las dos reuniones científicas abordan la necesidad de hacer aun más humano el trabajo y la atención al hombre sano y al enfermo, pero también el denominado Síndrome de Burnout, es decir, el desgaste profesional que sufre el personal de enfermería, sus alteraciones de salud, su vulnerabilidad al estrés, su calidad de vida laboral y el apoyo social que merecen quienes constituyen una parte esencial de la asistencia médica en cualquier país y mucho más en Cuba.

Entre los objetivos que persiguen estos encuentros, figuran el de lanzar un mensaje al mundo sobre el carácter humano de la profesión de enfermería; mostrar la dimensión social de su enseñanza; señalar dentro de las especialidades médicas el carácter noble e indispensable de los cuidados al paciente según el estado en que se encuentren; identificar la toma de decisiones según la calidad de vida; relacionar la eficacia y eficiencia del cuidado y la calidad de la comunicación que se establece entre el cuidador y el sujeto cuidado.

El doctor Luis Estruch Rancaño, de Cuba, explicó el impacto de la biotecnología cubana en la salud pública y el rol de la enfermería. Puso énfasis en cómo el personal de enfermería ha estado participando en los ensayos clínicos, aplicando las vacunas que se producen en nuestra Patria, al lado de los enfermos en las instalaciones de salud, y de qué modo su desarrollo científico ha permitido ocupar un lugar cimero en el sistema de salud.

Una de las ponencias más novedosas debatidas en estos eventos fue la del doctor José Carlos Bermejo Higuera, de Tordecillas, España, sobre la humanización de la salud. Hizo una panorámica de cómo no hay equidad en el mundo actual en la atención médica y de enfermería y recalcó la necesidad de tener en cuenta no solo lo técnico y científico, sino también lo emocional y espiritual de las personas y la capacidad de ponerse en el lugar de los enfermos y de sus familiares.

La máster en ciencias Idalmis Infante Ochoa, presidenta del Comité Científico de la Sociedad Cubana de Enfermería y vicedirectora del Instituto de Oncología y Radiobiología —el conocido Oncológico— puso de relieve cuan humano es nuestro sistema de salud, sobre todo si se compara con el de otros países donde no se brinda esa posibilidad a sus pueblos.

Este miércoles se debatieron trabajos sobre la atención al paciente con cáncer, a los enfermos crónicos, a los graves, a los que están en fase terminal, al anciano postrado, al que sufre el Síndrome de Down y al recién nacido que sufre dolor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.