Encuentro entre combatientes y dirigentes de la Juventud comunista

Se reúnen dirigentes juveniles con hombres que hace más de 50 años asaltaron el cuartel Moncada o hicieron la travesía en el Granma 

Autor:

Juventud Rebelde

Julio Martínez, junto a otros miembros del Buró Nacional de la UJC, y Eusebio Leal dialogaron con los combatientes. Foto: Albert Perera Castro.

«Estamos aquí para nutrirnos de la historia cubana. Cada encuentro con ustedes es un compromiso para nuestra juventud, porque a gente como ustedes le debemos los privilegios y el prestigio mundial que hoy tiene Cuba».

Fueron esas las primeras palabras de Julio Martínez, primer secretario del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), durante un encuentro la víspera entre dirigentes de esa organización y asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y expedicionarios del yate Granma, realizado en el capitalino Convento de San Francisco de Asís.

«Si hoy Cuba puede hablar de Revolución, Batalla de Ideas y tantos planes para mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo, es porque hace más de 50 años ustedes hicieron lo que otros no se atrevieron: coger las armas y derrocar un gobierno que utilizó la fuerza como recurso para dirigir el país», expresó Julio Martínez.

El dirigente agregó que una de las principales responsabilidades de la juventud cubana es no olvidar la historia de la nación, el arrojo de sus héroes y de quienes dieron su vida para lograr la libertad que hoy se disfruta.

«A la juventud cubana hay que explicarle por qué asaltamos el Cuartel Moncada. No basta con contarle el hecho; eso es secundario. Lo principal es que sepan los motivos. Casi ninguno de los asaltantes teníamos cultura política alguna, pero la situación del país exigía una acción como aquella y la hicimos», manifestó Pedro Gutiérrez, uno de los moncadistas.

«No debemos pasar por alto el papel aglutinador y ejemplar de Eduardo Chibás, el centenario de cuyo nacimiento celebraremos próximamente. Él murió muy joven, pero tuvo una vida intensa como revolucionario, y su accionar fue como una bandera de guerra para muchos», dijo Pedro Trigo, otro asaltante al Cuartel Moncada.

Eusebio Leal, historiador de la capital, explicó que el Comandante en Jefe Fidel Castro y Eduardo Chibás eran líderes revolucionarios muy parecidos: «Ambos nacieron en agosto, eran abogados y estaban repletos de sentimientos apasionados. Fidel fue uno de los que cargó el féretro de Chibás y estuvo con él hasta el último momento».

La historiadora Lesbia Méndez hizo a los combatientes una detallada explicación sobre el proceso de remodelación del Convento de San Francisco de Asís, y aseguró que esa fue una de las principales obras acometidas por la Oficina del Historiador de La Habana.

Como colofón del encuentro, niños de La Colmenita realizaron una presentación teatral que arrancó prolongados aplausos de los participantes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.