Pregunte sin pena - Cuba

Pregunte sin pena

Autor:

M.H: Hace un año me divorcié. Se deterioró tanto la relación que hacíamos el amor por rutina y, lógicamente, el orgasmo brillaba por su ausencia. Hace aproximadamente un mes, conocí un hombre de 44 años. Honestamente, ya no pienso en mi ex. Hemos hecho el amor cuatro veces. La primera fue bien, pero las otras..., no he podido tener un orgasmo. La última vez lo logré después de un segundo intento. No me disgusto porque realmente me siento bien, disfrutamos la compañía. Pero no me siento bien conmigo misma. He pensado si demoro mucho o él se adelanta. El goce debe ser pleno y necesito saber si puedo hacer algo para beneficio mío. Sexualmente siempre he sido normal. Tengo 45 años.

Obviamente no tiene que renunciar a su placer, pero tampoco debe desesperarse. La relación aún se está gestando. No obstante valdría que usted se pregunte qué está dispuesta a hacer y qué es lo beneficioso para usted.

El hecho de que su vida sexual haya sido predominantemente placentera es favorable, en tanto usted tiene elementos para saber el alimento erótico que necesita su cuerpo, así como su modo de responder. Con tales elementos puede orientar a su compañero a estimularla de la forma que prefiera, por el tiempo que necesite.

Por otra parte, podría analizar las condiciones que contribuyeron al orgasmo en las dos ocasiones previas y valorar si puede propiciárselas en el futuro. Es importante que su pareja conozca sus vivencias, sin la mediación de los orgasmos fingidos. Estos le harían suponer que todo marcha bien, cuando en realidad aún es preciso construir el universo erótico propio de ustedes. Esto es posible si avanzan a partir del reconocimiento de los efectos de sus actos presentes.

Si bien el amor es algo mágico, no podemos dejar a la magia toda la responsabilidad. Es largo el recorrido para llegar algún día a constituir una relación placentera, a pesar de los descalabros de la vida en pareja.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.