Aumentan los adeptos del bonsái en Cuba - Cuba

Aumentan los adeptos del bonsái en Cuba

Este arte llegó al Japón en el siglo VI de n.e., introducido por monjes budistas procedentes de Corea y China, para lograr árboles en miniatura

Autor:

Juventud Rebelde

CIEGO DE ÁVILA.— Unos 500 cubanos aplican las técnicas del bonsái, arte milenario oriundo del Lejano Oriente y capaz de lograr árboles en miniatura, cultivados en macetas poco profundas, a través de una paciente labor de poda.

Dimitri Gómez González, presidente del Comité Organizador de la IV Convención Nacional del Bonsái, significó que hoy existen 20 clubes que reúnen a los conocedores de ese arte, los que se agrupan principalmente en las ciudades de La Habana, Matanzas, Santa Clara, Ciego de Ávila y Holguín.

Por ello, con el propósito de intercambiar experiencias entre los practicantes, es que se prepara ese evento, de carácter bianual, que sesionará en Ciego de Ávila del 17 al 24 de septiembre próximo.

La Convención del 2007, en la que se prevé la participación de 60 cultivadores, tendrá como tema El arte del bonsái y artes relacionadas, y se realizarán exposiciones de ejemplares, así como demostraciones de las acciones de poda y siembra, entre otras actividades.

Con estas ediciones, que se celebran desde 1999, se ha extendido por el país el conocimiento de un arte que, si bien se identifica con la habilidad de los jardineros japoneses, remonta sus orígenes al siglo III a.n.e, a la China de la dinastía Tsin.

A Japón, el bonsái llegó en el siglo VI de n.e., introducido por monjes budistas procedentes de Corea y China; aunque al final las habilidades y estilos de la nación nipona son los más conocidos en el mundo.

Según el sitio www.portalbonsai. com, los árboles en miniatura del Japón se caracterizan por su suavidad y la armoniosidad que transmiten, mientras que el estilo chino es más estilizado, con menos ramas y ángulos más marcados, lo cual provoca sensaciones más intensas en quienes los contemplan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.