Jornada contra la violencia hacia la mujer

Se iniciará en el país el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia el género, y se extenderá hasta el 10 de diciembre

Autor:

Rachel Domínguez Rojas

Los nuevos programas de la Revolución ofrecen otras oportunidades para las jóvenes. Foto: Calixto N. Llanes Una jornada de activismo contra la injusticia en las relaciones de poder hacia las mujeres se iniciará en el país el próximo 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia el género, y se extenderá hasta el 10 de diciembre, con el objetivo de incrementar la lucha por el reconocimiento de la igualdad de derechos entre uno y otro sexo.

«A pesar de los avanzados programas educacionales de la Revolución y de todas las ventajas alcanzadas por esta, todavía existen mujeres que se ven limitadas por sus esposos de trabajar, estudiar y participar en actividades sociales; eso también es violencia», afirmó Sonia Beretervide, miembro del Secretariado Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), al anunciar la campaña en la sede de la FMC en la capital.

El Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer fue reconocido oficialmente por la ONU en el año 1999 como homenaje a las hermanas Mirabal, asesinadas este mismo día en 1960 por la dictadura de Trujillo en República Dominicana, y devenidas símbolo de resistencia femenina.

A diez años de la constitución del Grupo de trabajo para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar en Cuba, se proyecta la realización de un taller nacional en el Centro de Capacitación de la Mujer el próximo 4 y 5 de diciembre, donde se hará una evaluación general de los logros y obstáculos fundamentales, que sirvan como pauta para la elaboración del plan de trabajo del año siguiente.

«La violencia intrafamiliar es un tema que hay que manejar con mucho cuidado, porque se trata de la intimidad de las personas, de lo que pasa detrás de la puerta de un hogar. Eso requiere un tratamiento especializado, ya que el efecto sicológico puede ser devastador», explicó la funcionaria, quien comentó que no se manejan cifras porque resulta muy difícil registrar todos los casos de maltrato, pues no todos son denunciados.

«Nos hemos dedicado a hacer, no a contar. Estamos tratando de eliminar valores erróneos en la educación y en la formación sexual; hemos tenido que ampliar el diapasón para enseñar a las personas a identificar formas de violencia que están incorporadas a la vida cotidiana y muchas veces no nos damos cuenta», opinó la doctora Ada Alfonso Rodríguez, directora de Proyectos e Investigaciones del Centro Nacional de Educación Sexual.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.