Se terminarán este año en Cuba unas 52 000 viviendas

Se habrán realizado unas 180 000 acciones de conservación y rehabilitación, aun insuficientes para la crítica situación que presenta el país

Autor:

Juventud Rebelde

Oris Silvia Fernández Hernández, vicepresidenta primera del Instituto Nacional de la Vivienda (INV), anunció este sábado en la capital que al cierre del año en curso se habrán terminado en nuestro país unas 52 000 viviendas y se habrán realizado unas 180 000 acciones de conservación y rehabilitación.

Ese es el pronóstico y es muy certero, abundó, aunque estas cifras no se traducirán en un cumplimiento al ciento por ciento del estratégico programa de construcción de viviendas que impulsa el país desde finales del año 2005.

La cifra de habitaciones es considerada elevada en comparación con otros años y han sido erigidas a pesar de las afectaciones del bloqueo del gobierno de EE.UU., que impide la importación de materiales y productos, apuntó la dirigentes.

El 2007 será el tercer año en que Cuba obtiene importantes resultados en tan vital actividad, toda vez que la mayor cantidad de viviendas terminadas la teníamos el pasado año con 110 000 y, antes de estas, fueron 57 000, explicó la funcionaria a la prensa acreditada al Sexto Congreso de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAICC).

Sobre el incumplimiento precisó que lo hay tanto por la vía estatal como por la vía del esfuerzo propio, aunque los primeros edificaron más que los segundos.

Una de las causas del retraso, consideró, en el programa de construcción por esfuerzo propio está relacionado con el hecho de que las acciones y los recursos materiales se destinaron a las viviendas de los trabajadores que fueron seleccionados por el programa de la CTC y ese programa ha avanzado muy poco, entre otras razones por la falta de fuerza especializada en etapas decisivas de la edificación del nuevo inmueble.

A ello se suman las limitaciones de recursos materiales, la no utilización óptima de los que estuvieron disponibles, los problemas con el transporte para el traslado de los materiales en tiempo hacia los llamados Rastros, el no apoyo de todos los factores de la comunidad y del centro de trabajo, y hasta las intermitencias en la disponibilidad de materiales.

A la par del importante programa de construcción de viviendas, el país continúa prestando especial atención al resarcimiento de los daños por afectaciones climatológicas y, en el actual año, por las intensas lluvias, fundamentalmente en la región oriental del país.

Sobre los planes para el 2008, adelantó que hasta el presente se prevé la construcción de unas 50 000 nuevas viviendas y la realización de unas 250 000 acciones de conservación y rehabilitación, lo cual significa un ajuste más real a nuestras capacidades y recursos en lo referente a lo que puede construirse y un incremento en las actividades de rehabilitación, algo que da respuesta a los planteamientos de la población y las directivas de la Revolución.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.