Se inscriben en el Registro Militar jóvenes nacidos en 1992

Respondiendo a una convocatoria de la FEEM y la UJC jóvenes que arriban a los 16 años en 2008 acudieron a las Áreas de Atención 

Autor:

Juventud Rebelde

Jóvenes con sus padres concurren a las oficinas de trámite. Foto: Juan Moreno Los Cinco Latinos, en una canción de la década prodigiosa, hablan de «los dulces 16», aludiendo a esa temprana edad.

En eso pensábamos los reporteros este sábado. La razón es sencilla: Hacíamos un recorrido por sectores militares de Ciudad de La Habana, para coincidir con los jóvenes nacidos en 1992, en el instante en que se estaban inscribiendo en el Registro Militar para su posterior incorporación al Servicio Militar Activo y prepararse así para la defensa de la Patria.

No por tradicional dejó de admirarnos cómo algunos padres acompañan a sus hijos en el trámite. Confirmamos así el comentario de Yuniel Báez Pedrera, segundo secretario de la UJC en la capital cubana, quien nos dijo minutos antes que la FEEM y la propia Juventud Comunista acordaron estimular que esta inscripción fuera un único día.

«Algunos van solos, pero otros van en unión de sus padres a las Áreas de Atención, en los días y horarios establecidos por los Comités Militares Municipales, como una especie de decisión personal y de consentimiento paterno».

No solo se hizo en Ciudad de La Habana, sino que fue una tarea a lo largo y ancho del país.

«El proceso de inscripción de los jóvenes en el Registro Militar se establece en el Decreto Ley 224 y este año se pretende que todos los nacidos en 1992 lo hagan antes del 30 de marzo, pero ahora fue una meta de los estudiantes, quienes con sus firmas dicen sí a una tarea primordial de la Revolución», precisó Yuniel.

«Se escogió el sábado, día tranquilo para inscribirse. La tarea fue organizada por la UJC y la FEEM en coordinación con el MINFAR, sin olvidar que los inscriptos son nuestros estudiantes», nos aclaró Yamiris María León Wong Den, divulgadora de la organización estudiantil en el municipio de Cerro.

A ese territorio llegamos cuando comenzaba a inscribirse el joven Bárbaro Vega Almora, nacido el 2 de abril de 1992, mientras a sus espaldas lo observaba con orgullo su padre y tocayo Bárbaro Vega Valdés.

Al lugar —el Área de Atención con los números siete y nueve— situada en la calle Mariano, entre La Rosa y Tulipán, llegó también un oficial de las FAR que chequeaba y asesoraba la marcha del proceso de inscripción y felicitaba a los muchachos y a su familia.

Por las calles del Vedado, con destino a otras oficinas de inscripción, el Segundo Secretario de la Juventud en la capital nos comentó cómo los muchachos han respondido a esta convocatoria nacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.