Con oídos y piel en los jóvenes

Autor:

Yailin Orta Rivera

El Centro identifica y propone soluciones a dificultades relacionadas con el ser y el actuar de las nuevas generaciones de cubanosHurgar en el alma de la juventud cubana y examinar minuciosamente sus problemáticas es tarea que requiere de sensibilidad mayúscula y de un quehacer interminable. Significa batallar en un frente que avanza o retrocede, en la misma medida en que se atienda o se descuide lo aparentemente efímero en el joven.

No podrían ser otras las premisas del trabajo de la Doctora en Ciencias Psicológicas Natividad Guerrero, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ), quien no presume de resultados y admite que aún les queda mucho por andar, aunque ya cuentan con una literatura científica de referencia, logros que avalan la alta calificación de los profesionales del centro y la orgánica conducción que ha favorecido la reconstrucción de sus estrategias, en armonía con los nuevos escenarios del país.

Natividad llegó hace más de 30 años a la institución que hoy dirige. En los primeros días en que se iniciaba como psicóloga no le pareció atractiva su ubicación laboral, pero con el tiempo fue reconociendo que estaba en un centro privilegiado, no solo por ser la única institución dedicada íntegramente al estudio de la problemática infanto-juvenil en Cuba, sino porque también contribuye al diseño, evaluación y perfeccionamiento de las políticas nacionales relacionadas con el sector.

Y esto se debe en gran medida a la especial atención que ha encontrado en la dirección de la UJC. Los resultados de sus investigaciones no suelen engavetarse, sino que se presentan y analizan, y se utilizan como herramientas de trabajo.

La institución que surgió en 1971 como Comisión de Investigaciones Sociales para asesorar al Buró Nacional de la UJC en algunas problemáticas, desde hace diez años posee también estatus consultivo en el Consejo Económico Social de Naciones Unidas.

CON LOS PIES EN LA TIERRA

A partir de los años 90, el CESJ comenzó a reconfigurar su manera de actuar. Fue entonces cuando asumió una estructura que le permitió trabajar multidisciplinariamente en las investigaciones.

«Realizar los estudios desde la mirada psicológica, sociológica y de la historia hizo más consistentes nuestros resultados científicos», añadió Natividad.

«Al principio —argumenta— las investigaciones solo se concebían en función de obtener una información y brindársela a quien la estaba solicitando. Sin embargo, notamos que nos faltaba algo tan importante como interactuar con nuestra principal razón de ser: el joven.

«A finales de la década del 90 también concebimos nuevas estrategias que nos permitieran transformar ciertos comportamientos en el sector que estudiábamos. Para lograrlo potenciamos el trabajo comunitario».

—¿Cuáles han sido las principales líneas de trabajo y los resultados más trascendentes?

—El Centro se ha preocupado por abordar temas como Cultura e identidad nacional; Género, sexualidad y familia; Marginalidad, empleo juvenil y recreación, entre otros.

«También hemos investigado lo relacionado con los derechos de la infancia y la adolescencia, reproductivos y derechos en general.

«La institución ha obtenido resultados muy trascendentes con estudios como la Caracterización de los jóvenes desvinculados en Cuba, el proyecto Protegiendo mi vida, y otros, por solo citar algunos ejemplos, relacionados con la recreación o sobre las izquierdas juveniles en América Latina.

—¿Las recomendaciones del Centro han sido consideradas para diseñar una estrategia de trabajo en relación con el tema de la desvinculación juvenil?

—La UJC ha desplegado varias estrategias para erradicar esta problemática, y nosotros constituimos una de estas. En tal sentido tuvimos la oportunidad de acompañar a la dirección del Programa de trabajadores sociales en la toma de medidas con el propósito de insertar a los jóvenes en nuevas propuestas laborales.

«Pero la solución no es tan sencilla, porque las causas que generan el fenómeno son multifactoriales. Los jóvenes son muy selectivos y no encuentran en ocasiones el lugar que los satisfaga, no solo por razones económicas, sino también por las perspectivas profesionales.

«Sucede además que en ocasiones hay cierta contradicción entre las aspiraciones de algunos jóvenes y la preparación real que tienen para determinados puestos, o puede ocurrir que el nivel de expectativa sea mayor que las condiciones ideales que encuentran cuando van a trabajar.

«La sociedad construye un escenario para ellos, pero creo que es aún insuficiente el trabajo vocacional que hacemos, porque los jóvenes deben reacomodarse a las alternativas que les brinda el país. Cuando se tenga alguna aspiración debe considerarse todo con los pies puestos bien en la tierra.

«Hoy hay más posibilidades, pero siguen quedando quienes no quieren montarse en ese tren. Hacia ellos hay que apuntar, para que les den un sentido a su vida. No saben la suerte que tienen de vivir en un país donde la superación no es un problema».

CAUSAS Y EFECTOS

En los caminos trazados por el CESJ han nacido muchos argumentos. Tal es el caso de las respuestas a algunos de los porqué que afectan la salud de nuestro cuerpo social y a las que los investigadores son capaces de llegar con los oídos y la piel puestos en los jóvenes.

Natividad, como científica social, no está ajena a que los niveles de reproducción se hallan por debajo del nivel de reemplazo, causa fundamental del bajo crecimiento poblacional y del envejecimiento, uno de los efectos de esta dinámica demográfica.

«La cantidad de hijos promedio por mujer está disminuyendo. Los jóvenes están postergando la tenencia de hijos, ya que al haber un mayor nivel educacional en general existe más participación e independencia», explica.

Según la Directora del CESJ, influyen también los proyectos de vida. Si aspiran a determinada calificación ello lleva un tiempo de preparación y entonces se va aplazando la maternidad.

Cuando el niño se planifica —precisa— se ubica en el instante de la vida en que puede dedicársele toda la atención sin afectar otros propósitos. También la estabilidad de la propia pareja lo determina. Los jóvenes ahora valoran si la relación funciona y aprovechan más la edad para determinadas proyecciones. Estos jóvenes que tienen la edad reproductiva idónea piensan de otra manera.

«Además, no se pueden tapar con un dedo los problemas económicos. Muchos repiensan más para tomar esta decisión, porque viven agregados o porque sus ingresos les son insuficientes».

El trabajo preventivo ocupa igualmente especial atención por parte del Centro de Estudios. Actualmente están capacitando a los trabajadores sociales y los instructores de arte, que son dos grandes fuerzas que tienen un contacto directo con los jóvenes para que tomen conciencia sobre el peligro que representa no protegerse de las ITS y el sida, por ejemplo.

«Hemos corroborado en nuestras pesquisas que la información que tiene este sector poblacional no se corresponde con la actitud que asume. Nos toca a nosotros no cansarnos y seguir insistiendo en la seriedad que tiene la vida sexual», expresa la especialista.

«Curiosamente, si en los años de la década de los 90 las infecciones se focalizaban entre los 15 y 19 años, hoy se han desplazado hacia los adultos entre los 25 y 34, quienes seguramente han tenido una vida sexual amplia, pero no tan responsable, porque creen que no les va a pasar. Ahí está el error».

Todavía es un reto —señala— el tema de la recreación, y forma parte del debate entre los jovenes. Hemos hecho muchísimas encuestas para conocer sus preferencias. En tal sentido es fundamental no aplicar estrategias homogéneas. Hay que buscar diferentes escenarios y tenemos que variar las propuestas, hacerlas atractivas y accesibles.

CRECE EL CONOCIMIENTO

En materia de eventos, el CESJ auspicia simposios, talleres y reuniones nacionales e internacionales que atraen la atención de los investigadores, docentes, comunicadores, directivos y líderes juveniles que en general dedican su labor al trabajo de formación de las nuevas generaciones.

Estos encuentros devienen importantes citas no solo para los estudiosos del tema, sino para todo un público interesado, que crea un provechoso clima de intercambio de experiencias.

Este año se celebrará la XI Reunión Nacional y el IV Encuentro de investigadores sobre juventud, los dos eventos de carácter científico más importantes que promueve la institución.

Estos encuentros se enfocarán en tres líneas temáticas: conflictos y retos en los espacios formales de socialización de los jóvenes, equidad y participación social, y legislación y políticas de juventud.

Para la Directora del CESJ, estos espacios actualizarán a los científicos sociales sobre todo lo que se está haciendo. Además, los participantes no solo compartirán bibliografía y los temas que se expongan, sino que quedarán conexiones y relaciones entre ellos; por tanto, se consolidarán las bases para que crezca el conocimiento.

ADOLESCENTE PARA AYUDARTE A CRECEREL bolsilibro Adolescente para ayudarte a crecer, confeccionado por el Centro de Estudios sobre la Juventud con el apoyo de la UNESCO, se presentó este lunes en el stand de Naciones Unidas en La Cabaña, como parte del programa de la 17 Feria Internacional del Libro.Con una tirada de 3 000 ejemplares, el volumen se entregó al público de forma gratuita, y contiene artículos realizados por investigadoras de esa institución. La presentación estuvo a cargo del investigador Doctor en Ciencias Pedro Luis Castro, del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas y miembro del Consejo Científico del CESJ.El bolsilibro aborda cuatro temas importantes para la etapa de la adolescencia: identidad, autoestima, participación y decisión. Ofrece reflexiones que, de una manera sencilla y amena, pueden satisfacer algunas de las inquietudes propias de este período.«No es menos cierto que hay mucha literatura dedicada a adolescentes y jóvenes, pero habría que valorar si existe la cantidad suficiente de material educativo, de información sobre cuestiones de la vida cotidiana que son importantes para el adolescente», comentó Ana Isabel Peñate, subdirectora del Centro.El CESJ lleva 36 años investigando problemáticas que tienen que ver con ese período de la vida y con la juventud. Los resultados de esas indagaciones, más los talleres que realizan con los adolescentes, brindan los elementos necesarios para saber que estos temas, que no son los únicos, son recurrentes en la vida de ellos, explicó Ana Isabel.Después de la Feria el bolsilibro será enviado a bibliotecas públicas y a algunos centros escolares del país. (Rachel Domínguez Rojas)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.