Decide el Gobierno Revolucionario el incremento de las pensiones de la Seguridad y la Asistencia Social - Cuba

Decide el Gobierno Revolucionario el incremento de las pensiones de la Seguridad y la Asistencia Social

Es un reconocimiento a millones de hombres y mujeres que dedicaron gran parte de su vida al trabajo creador a lo largo de casi cinco décadas de construcción de la nueva sociedad

Autor:

Juventud Rebelde

Un principio invariable de la Revolución es la elevación de los ingresos de los trabajadores y pensionados, comenzando por aquellos más bajos, en la justa aspiración de reducir las desigualdades sociales y lograr que cada ciudadano viva de su trabajo y de sus pensiones.

El Gobierno Revolucionario ha decidido el incremento de las pensiones de la Seguridad y la Asistencia Social, en justo reconocimiento a millones de hombres y mujeres que dedicaron gran parte de su vida al trabajo creador a lo largo de casi cinco décadas de construcción de la nueva sociedad y que hoy, se mantienen firmes defendiendo nuestro socialismo.

También se ha decidido el incremento salarial a los trabajadores de los Tribunales y la Fiscalía, por su dedicación al cumplimiento de sus deberes y obligaciones, elevada ética y profesionalidad en la impartición de justicia, el papel que juegan en la batalla contra el delito, las indisciplinas y conductas antisociales, por la preservación del orden, la seguridad y la tranquilidad ciudadanas, basados en la Legalidad Socialista.

En el año 2005, existieron posibilidades económicas que permitieron beneficiar más de 5 millones de trabajadores, jubilados y pensionados de la seguridad y la asistencia social, casi el 50% de la población, lo que representó una erogación de más de 4 mil 260 millones de pesos.

En aquella ocasión, se explicó a nuestro pueblo que en la medida que las posibilidades económicas lo permitieran, fruto del trabajo tesonero, el ahorro, la productividad y la eficiencia, se continuarían incrementando los salarios y las pensiones.

Los incrementos salariales se aplicarán por sectores y prioridades, siempre a partir de una rigurosa evaluación de las condiciones económicas y financieras como premisa para ejecutarlos.

Es por ello, que actualmente no resulta posible aplicar a todos los sectores laborales el incremento salarial, ya que el país no dispone en estos momentos de los recursos necesarios.

El incremento de las pensiones se aplicará a partir de mayo y abarca a todos los jubilados de la seguridad social que reciben pensiones de hasta 400 pesos, que representan más del 99% del total existente. La pensión mínima de la seguridad social se incrementará de 164 a 200 pesos, crece en más del 20%, los jubilados que reciben pensiones desde 202 hasta 360 pesos recibirán un incremento de 40 pesos y los que reciben desde 361 hasta 399 pesos su pensión se incrementa a 400 pesos.

Los núcleos familiares atendidos por la asistencia social recibirán un incremento de 25 pesos cada uno, por lo que la pensión mínima de la asistencia social crecerá de 122 a 147 pesos, un 20%.

Estos incrementos benefician a 2 millones 154 mil 426 personas, y en su conjunto tienen un costo anual de 809 millones 900 mil pesos.

El incremento salarial a los trabajadores del Tribunal Supremo Popular y la Fiscalía General de la Republica beneficia a 9 070 trabajadores y se realizará a partir de mayo, con un incremento medio de 211 pesos en general, y en particular, de 425 pesos para jueces y fiscales. El costo anual de esta medida es de 27 millones de pesos y el salario medio crece de 360 pesos a 559 pesos, es decir, un 55%.

Los incrementos de las pensiones de seguridad y asistencia social y de salario de los trabajadores de tribunales y fiscalía en general benefician a 2 millones 163 mil 496 personas, con un costo anual de 837 millones de pesos.

Los organismos internacionales reconocen que más de la mitad de la población en el mundo no tiene garantía de seguridad social. En Cuba ésta ha sido asumida por el Estado, a la cual dedica cuantiosos recursos, brinda cobertura a toda la población y protege a los trabajadores impedidos por su edad, invalidez, enfermedad o maternidad. En caso de muerte del trabajador se garantiza igual protección a su familia y, mediante la asistencia social, a los ancianos sin recursos ni amparo y a cualquier persona no apta para trabajar que carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda.

Actualmente, la contribución especial del 5% de los ingresos a la seguridad social, prevista en la Ley Tributaria, sólo la realizan los trabajadores que laboran en empresas en perfeccionamiento y los de la flota pesquera de plataforma.

Cuando nuestra población alcanza una esperanza de vida superior a los 77 años y experimenta un proceso de envejecimiento por la disminución de la natalidad y de la mortalidad, nos asisten razones para fortalecer aún más, el sentido de pertenencia de esa conquista, por lo que deben ser todos los trabajadores quienes contribuyan de manera módica a su presupuesto y no sólo los anteriormente mencionados.

En la misma medida que se realicen los incrementos salariales, se extenderá la contribución de hasta un 5% de sus ingresos a la seguridad social, de todos los trabajadores en activo que resulten beneficiados.

Los incrementos salariales y de las pensiones se irán realizando de manera gradual y diferenciada, por sectores y prioridades, avanzando progresivamente, de acuerdo con las posibilidades económicas del país. A tal fin será indispensable trabajar duramente con la convicción de que sólo aumentando la producción y la productividad, elevando el ahorro y mejorando la eficiencia, tendremos más.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.