Construye el país nuevos organopónicos - Cuba

Construye el país nuevos organopónicos

La mayoría se ubican en poblados donde antes se desarrollaba la industria azucarera, como una forma de reforzar la obtención de vegetales

Autor:

Dora Pérez Sáez

Un total de 2 590 nuevos organopónicos se construyen en el país, la mayoría en poblados donde antes se desarrollaba la industria azucarera, como una forma de reforzar la obtención de vegetales, reveló a este diario Adolfo Rodríguez Nodals, jefe del Programa Nacional de Agricultura Urbana.

Según explicó el funcionario, los organopónicos están ubicados en áreas urbanas y periurbanas, y en ellos se siembran principalmente vegetales más perecederos, dejando a la agricultura convencional aquellos cultivos que son más resistentes a largas transportaciones y diversas condiciones de almacenamiento.

«Nuestra aspiración —dijo— es que todos los cubanos consuman diariamente 400 gramos entre vegetales y frutas. Es una meta que solo hemos logrado en algunos municipios. Todavía nos falta mucho para alcanzarla».

Durante la clausura este viernes del evento Trópico 2008, el también director del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (INIFAT), expresó que actualmente más de 850 millones de personas en el mundo padecen hambre.

«A pesar de que según la FAO la producción mundial de cereales debe crecer un 2,6 por ciento en 2008 con respecto a 2007, no se avizora en el futuro inmediato un descenso de los precios, pues existe un incremento veloz de la utilización de los granos, sobre todo el maíz, como materia prima para la producción de biocombustibles.

«Se prevé también que las existencias de cereales disminuirán a su nivel más bajo en 25 años. De ahí que cada día resulta más vital la producción de alimentos».

El especialista recordó que los países del Trópico están obligados, por las características de la región, a emplear diversas alternativas en función de lograr la soberanía alimentaria, como la lucha contra la sequía y la desertificación, la mitigación de los efectos de los huracanes, la búsqueda de variedades más resistentes o tolerantes al estrés hídrico y térmico, y el perfeccionamiento del planeamiento urbano y agrícola.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.