Concluye hoy la XX Conferencia de Filósofos y Científicos Sociales cubanos y norteamericanos

Afirma el doctor Jorge Casals, del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, en su ponencia al evento, que la opción del mundo sigue siendo socialismo o barbarie

Autor:

Juventud Rebelde

«El neoliberalismo hoy solo puede dar al mundo la siguiente receta: “Estamos al borde del precipicio, ¡demos un paso al frente!”».

Así aseguró el doctor Jorge Casals Llano, profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI), en una ponencia presentada a la XX Conferencia de Filósofos y Científicos Sociales cubanos y norteamericanos, que concluirá a las dos de la tarde de este viernes en el Salón 250 Aniversario, del Edificio Enrique José Varona, en la Universidad de La Habana.

«Si se sigue por el camino del neoliberalismo, a este mundo que conocemos le queda poco. Estados Unidos, por ejemplo, consume 20 millones de dólares al día solo por concepto de petróleo. Si se multiplica por 150 o 200 dólares el barril, y luego por 365 días, veremos que ni Estados Unidos puede pagar 900 000 millones anuales de combustible», apuntó.

«He aquí el gran dilema del neoliberalismo actual: sus corporaciones son transnacionales, pero existen los estados nacionales y dichas corporaciones necesitan de ellos.

«Antes lo bueno para la General Motors, por ejemplo, era bueno para Estados Unidos, pero hoy lo bueno para la Exxon no lo es para Estados Unidos», ejemplificó.

Explicó también Casals que hoy el mundo para producir alimentos y desarrollar la agricultura tiene que apelar en lo fundamental a la denominada Revolución Verde, pero para acceder a esta tiene que depender de las corporaciones transnacionales.

«La bloqueada, asediada y amenazada Cuba, no posee los recursos ni la tecnología necesaria para explotar su petróleo, y para producir alimentos tiene que hacerlo fuera de esa «Revolución Verde».

Manifestó que somos socialistas, pero estamos obligados a negociar con las transnacionales, que actuán según las reglas y principios del sistema neoliberal, lo que no quiere decir que nos convertiremos en un país neoliberal.

Casals Llano recalcó que tenemos que seguir andando por el filo de la navaja, pero si el orden económico internacional no cambia, no podremos ni siquiera hacer eso, porque el mundo desaparecería; de ahí que, «en realidad, pueda rretomarse la disyuntiva que enarbolaba la comunista alemana Rosa Luxemburgo y decir que el mundo tiene hoy la opción de socialismo o barbarie».

En la sesión final del encuentro se realizará un panel, que comprenderá las ponencias La sociedad y el Derecho en la moralidad del Manifiesto Comunista de Marx y Engels; Las economías bíblicas y el comunismo; Cómo la violencia ha impactado en el desarrollo humano y la salud de la población de Jamaica; Repensar el desarrollo local de Cuba, y Glosas a una lección de ciencia histórico-filosófica.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.