Petrocaribe: un espacio para la integración, la colaboración y la cooperación - Cuba

Petrocaribe: un espacio para la integración, la colaboración y la cooperación

El vicepresidente cubano Carlos Lage Dávila intervino este domingo en el segmento de alto nivel de la V Cumbre Extraordinaria de PETROCARIBE que, desde este sábado sesiona en Maracaibo, la capital energética de Venezuela Discurso del compañero Carlos Lage Dávila vicepresidente del Consejo de Estado de la República de Cuba en la V Cumbre de PETROCARIBE (Tomado de la AIN)

Autor:

Maracaibo.— El vicepresidente Carlos Lage Dávila expresó este domingo el reconocimiento de Cuba al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y a su Presidente Hugo Chávez, por concebir e impulsar PETROCARIBE, por el beneficio extraordinario que representa para los países de nuestra región y por su empeño de procurar complementación y sostenibilidad energéticas, en un momento particularmente complejo para la economía mundial.

Si PETROCARIBE —señaló— se apreciaba útil cuando surgió en el 2005 y el precio del barril estaba a 50 dólares, hoy pareciera imprescindible, toda vez que el encarecimiento del precio del petróleo para los países del Tercer Mundo con relación a los vigentes en el 2003, tuvo un costo de alrededor de 265 000 millones de dólares, es decir, 2,5 veces los flujos de Ayuda Oficial al Desarrollo.

A ello habría que sumarle que «en la región de América Latina y el Caribe son las naciones caribeñas y centroamericanas, precisamente las que agrupa PETROCARIBE, las más duramente afectadas por los altos precios del petróleo y en general, los pobres».

Al intervenir en el segmento al más alto nivel de la V Cumbre Extraordinaria de este acuerdo de cooperación energética, el jefe de la delegación de la Isla señaló que «PETROCARIBE, más allá de suministrar combustible aplazando el 50 por ciento de su valor a 25 años, es un mecanismo de integración orientado al desarrollo, que toma en cuenta las circunstancias particulares de las economías más pequeñas y busca la complementación y la sostenibilidad energéticas».

Lage señaló que el incremento del precio del petróleo es la causa del aumento del precio de prácticamente todos los productos, incluidos los alimentos.

Las personas en los países ricos —apuntó— gastan en alimentos el 10 por ciento de sus ingresos y en los pobres el 65 por ciento.

Nada indica —apuntó— que los precios del petróleo puedan descender en los próximos meses y años y, de ocurrir, nunca sería a los niveles de comienzo de este siglo.

Otra evidencia de las asimetrías que denunció el también Secretario del Comité Ejecutivo resulta el hecho de que, «mientras los Estados Unidos consumen al año tres toneladas de petróleo por habitante, y la Unión Europea 1,4, China consume 0,3 toneladas por habitantes y América Latina 0,6».

¿Qué hacer para enfrentar las causas de este complejo panorama que amenaza la economía mundial y la vida de cientos de millones de personas?, se preguntó Lage, y al tiempo, dio un espaldarazo a los propósitos que animaron el nacimiento de PETROCARIBE, cuando habló de « integrarnos, colaborar, cooperar».

Nuestra región —abundó— tiene el privilegio de que Venezuela, uno de los mayores productores de petróleo del mundo y poseedora de la mayor reserva en este hemisferio, ha concebido una iniciativa de profundos principios solidarios. Ningún otro miembro de la OPEP ni ningún otro país entre los grandes productores mundiales fuera de la OPEP, ha tenido el empeño de compartir los beneficios como lo tiene Venezuela.

El vicepresidente cubano también brindó la experiencia cubana. El ahorro, dijo, es lo más efectivo e inmediato. Las medidas que Cuba ha aplicado como parte de la Revolución Energética, concebida por Fidel hace más de tres años, han permitido solo en el 2006 y el 2007 ahorrar 1 380 000 toneladas de petróleo, con un valor de 520 millones de dólares a los precios de esos años.

Para el 2008 y 2009 los ahorros en cada año duplicarán esa cifra. «En el marco de PETROCARIBE, añadió, Cuba ha brindado modestamente su cooperación y lo continuaremos haciendo.

Con la instalación de 2,9 millones de bombillos en Haití, concluye el programa de sustitución de 7,5 millones de bombillos incandescentes por ahorradores en 11 países del Caribe, estimando un ahorro de 240 megawatts de potencia, para cuya inversión se hubieran requerido no menos de 170 millones de dólares y un mínimo de 24 meses para su puesta en explotación, en tanto se logra reducir la generación de electricidad en 280 000 megawatts-hora, equivalentes a dejar de consumir 60 000 toneladas de combustible con un valor hoy en el mercado de 60 millones de dólares».

En Nicaragua y Haití, precisó Lage, nos responsabilizamos con el montaje de 60 megawatts de generación eléctrica en cada país, mediante motores de fuel altamente eficientes donados por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que ya comienzan a operar; y técnicos cubanos en prospección de petróleo, generación de electricidad y otras y otras ramas energéticas han colaborado en diferentes proyectos en siete países de la región en el último año.

Por último, el Vicepresidente del Consejo de Estado informó a los asistentes a la V Cumbre de PETROCARIBE que la Refinería de Cienfuegos, Empresa Mixta entre PDVSA de Venezuela y CUPET de Cuba, inaugurada en la pasada cumbre, está refinando 66 000 barriles diarios, cifra superior a su capacidad de diseño, cumple su plan de producción al 105 por ciento y alcanza los parámetros de eficiencia proyectados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.