Recuerdan aniversario 140 del Alzamiento de Las Clavellinas

Fue el 4 de noviembre de 1868, en el camino hacia el municipio de Nuevitas. 76 camagüeyanos unidos por las ideas de independencia se fueron a las armas contra el colonialismo español

Autor:

Juventud Rebelde

CAMAGÜEY.— El aniversario 140 del Alzamiento de las Clavellinas fue recordado aquí, en el poblado de igual nombre, donde el 4 de noviembre de 1868, justamente al pasar el río Saramaguacán, en el camino hacia el municipio de Nuevitas, 76 camagüeyanos unidos por las ideas de independencia se fueron a las armas contra el colonialismo español.

En la madrugada de ese día la ciudad parecía una colmena alborotada y por todas las salidas se encontraban grupos de diez a 12 camagüeyanos portando rifles, escopetas, trabucos, machetes, y muchos otros que con solo su presencia afirmaban el derecho de un pueblo por ser libre.

«El Alzamiento del 10 de Octubre en la Demajagua, protagonizada por Carlos Manuel de Céspedes, constituyó una sorpresa para los camagüeyanos que se habían comprometido a secundar un movimiento armado solo cuando las condiciones estuvieran creadas, pero la noticia de que los españoles harían coincidir en Puerto Príncipe hombres y armas, para lanzar una ofensiva contra los revolucionarios orientales precipitaron los acontecimientos», rememoró el historiador Ricardo Muñoz Gutiérrez.

La decisión estaba tomada, «pues para Cisneros Betancourt, Eduardo Agramonte e Ignacio Agramonte y Loynaz no se podía abandonar a los patriotas de la zona oriental del país, por eso era imprescindible impedir los planes españoles, y solo había una forma de detener el tren que desde Nuevitas trasladaría los 1 500 rifles a Puerto Príncipe: alzarse en armas», dijo el investigador Muñoz.

Ignacio Mora de la Pera portó la bandera tricolor y por indicación de Eduardo Agramonte se emprendió la marcha hacia el ingenio El Cercado, zona donde se eligió como Jefe Superior a Gerónimo Boza Agramonte, y la naciente tropa quedó organizada militarmente en pelotones.

En los días posteriores se vencieron las diferentes posiciones conciliadoras de quienes aún creían en las promesas de los poderosos, y el mando español se vio obligado a cambiar sus planes por no poder concentrar todas sus fuerzas, a las órdenes del Conde de Valmaseda, contra los patriotas orientales.

En la recordación del importante suceso histórico los jóvenes, estudiantes y pioneros, depositaron una ofrenda floral ante el Obelisco que perpetúa la trascendental fecha.

Trabajadores y vecinos de la comunidad, combatientes destacados de la Revolución, junto al Héroe de la República de Cuba, el coronel Orlando Cardoso Villavicencio, y la máxima dirección del Partido en la provincia participaron en el acto político.

Leonardo Soto Romero, primer secretario del Partido en el municipio de Camagüey, comentó que la deuda de gratitud con los héroes de la patria solo se paga «trabajando y preparándonos permanentemente para defender la Revolución».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.