Realizan en La Habana vigilia por el líder independentista boricua Filiberto Ojeda

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Fue asesinado por el Buró de Investigaciones Federales de Estados Unidos el 23 de septiembre de 2005

El pensamiento independentista de uno de los hijos ilustres de Puerto Rico, quien fue asesinado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), reunió este lunes a amigos cubanos y puertorriqueños, en una vigilia recordatoria de uno de los tantos y atroces actos de terrorismo de Estado practicado por Washington en América Latina.

Durante la cita en la Misión de Puerto Rico en La Habana, Elma Beatriz Rosado, esposa y compañera de lucha de Filiberto Ojeda Ríos, destacó que desde hace siglos Estados Unidos, «esa figura que ha profanado y violentado la línea del trópico que nos divide», se ha encargado de depredar a nuestra región acudiendo en ocasiones a la intervención militar.

En este sentido, levantó su voz para denunciar una vez más el asesinato político de su esposo el 23 de septiembre de 2005, así como recordar que el FBI, luego de herirlo, lo dejó desangrarse sin permitirle la asistencia médica.

También denunció el encarcelamiento de patriotas puertorriqueños en cárceles norteamericanas, la constante represión contra los independentistas boricuas, el terrorismo de Estado de Washington contra su país, así como la condición colonial de su patria.

La incansable luchadora manifestó que los puertorriqueños ya están cansados de las bases militares norteamericanas, por eso sacaron a la marina yanqui de Vieques. Ente otro de los triunfos del movimiento independentista también citó la lucha por impedir que se estableciera en Puerto Rico La Voz de las Américas, así como por imposibilitar la tala de árboles en el bosque tropical El Yunque.

Lamentablemente, muchas de estas luchas no se conocen pues los medios de comunicación comerciales, de los cuales muy pocos son puertorriqueños, impiden que estas noticias se divulguen en el exterior, manifestó Elma Beatriz Rosado.

La viuda de Ojeda también resaltó que las intervenciones de Estados Unidos constituyen un mosaico de realidades hegemónicas en el Caribe, y destacó a las figuras de Martí y Bolívar como unas de las mentes visionarias que vislumbraron las intenciones imperialistas del gigante del Norte.

«Un año antes de su muerte, Simón Bolívar se refería a Estados Unidos como los que parecen destinados por la providencia para plagar la América de miserias en nombre de la libertad», dijo la independentista puertorriqueña.

«José Martí es prácticamente una figura mítica (...) una presencia erudita y visionaria que representa moral y luces para la lucha por la independencia de Cuba. Adelantado en la lucha antiimperialista, veía muy claro que la única solución para curar los males del colonialismo es la independencia de todos los pueblos americanos», comentó Elma Beatriz.

Igualmente subrayó el desvelo de Martí, no solo por la libertad de Cuba, sino también por la de Puerto Rico, así como la importancia que le atribuía a la independencia de ambos países para la seguridad de la región.

Hemos sentido siempre contundentemente la solidaridad de Cuba, nos ha acompañado esta hermandad y el compromiso con nuestra lucha libertaria. Esta tierra de dignidad y libertad es también nuestra tierra. Déme Cuba en qué servirle, ella tiene en mí a una hija», agradeció la esposa de Filiberto Ojeda, quien entregó a Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, una reproducción en serigrafía del independentista hecha por el artista boricua Osvaldo de Jesús.

Acompañó también la velada la música del trovador cubano Jorge Luis Driggs, quien interpretó la canción Tu pueblo canta contigo, dedicada al líder puertorriqueño.

En el encuentro también estuvieron presentes familiares de los Cinco --Olga Salanueva, Adriana Pérez, Elizabeth Palmeiro y Rosa Aurora Freijanes, esposas de René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Fernando González, respectivamente, y Mirtha Rodríguez, madre de Antonio Guerrero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.