Inicia año de preparación para la defensa

El acto y ceremonia militar se realizó en Ciudad de La Habana. Se dieron a conocer los objetivos de trabajo para el actual año, incluidos los ejercicios Meteoro y Bastión 2009

Autor:

Juventud Rebelde

«Para nuestra unidad fueron difíciles y complejas las tareas cumplidas a lo largo de los 50 años de la Revolución. La principal y más importante es la preparación para la defensa, y la disciplina militar continúa siendo la tarea política primordial de los jefes».

Lo expresó el general de brigada Francisco Hernández López, jefe de la gran unidad de tanques Rescate de Sanguily —Orden Antonio Maceo— al hacer las conclusiones del acto y ceremonia militar de inicio del año de Preparación para la Defensa 2009, efectuado en Ciudad de La Habana.

«Los trabajos de conservación y reconservación de la técnica y el armamento, y el acondicionamiento del teatro de operaciones militares, fueron otras de las tareas que merecieron el esfuerzo de muchos colectivos durante 2008», recalcó el general de brigada Hernández López.

«Se caracterizó también el año pasado —enfatizó— por la profundización de la Batalla de Ideas y los esfuerzos multiplicados de la preparación del país para la defensa y en la batalla por el regreso de nuestros cinco compatriotas prisioneros del imperio».

En reconocimiento al trabajo realizado durante el año concluido, se hizo la entrega de la Medalla de primera, segunda y tercera clases Ignacio Agramonte a un nutrido grupo de oficiales de la gran unidad.

Igualmente se entregaron la Medalla Combatiente de la Producción y la Defensa y la Distinción de Servicios Distinguidos a otros oficiales destacados y a trabajadores civiles.

El jefe de Operaciones de una brigada de tanques —en representación de todo el personal— dio lectura a los objetivos de trabajo para el presente año, incluidos los ejercicios Meteoro y Bastión 2009.

En la lucida revista militar —acompañada por las notas de la Banda de Música del Estado Mayor General de las FAR— participaron varios bloques de combatientes con el fusil AKM en ristre, y su vigoroso y útil visor «Vilma», ciento por ciento cubano.

La actividad estuvo presidida por el general de división José A. Carrillo Gómez, jefe de la Dirección Política de las FAR y por otros jefes principales de la institución armada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.