Llaman a afianzar el programa nacional de educación sexual

Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, precisó que en las escuelas hay que trabajar más en la implementación del programa nacional de educación sexual

Autor:

Marianela Martín González

La necesidad de incluir nuevos elementos para la educación sexual que no están siendo abordados en los programas, y que se prepare al personal docente para tratarlos, son aspectos discutidos actualmente con el Ministerio de Educación.

Durante una conferencia en la Primera Convención Internacional Tecnología y Salud, que sesiona en el Palacio de Convenciones, la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), Doctora Mariela Castro Espín, precisó que en las escuelas también falla la implementación del programa nacional de educación sexual, creado en la década de los 90, el cual se imparte no como asignatura, sino como contenido transversal.

«Muchos de nuestros programas no se aplican en la comunidad o se hace parcialmente, y a veces no se ve la intersectorialidad. Revertir esa situación es algo que nos estamos planteando como reto», apuntó.

Mariela dijo que los patrones que nos transmitieron han sido absolutamente sexistas y tienen sus orígenes en las sociedades patriarcales, donde la economía está basada en la explotación del hombre por el hombre. De ahí vienen todas las discriminaciones: a la mujer, a los homosexuales, a los transgénero, al color de la piel, religión y otras razones.

«Ahí está uno de los retos más fuertes en que trabaja el CENESEX, en abolir las fobias a lo diferente».

Aclaró que en estos momentos se discuten propuestas más funcionales para llevar a cabo este programa. Contamos con la colaboración de la FMC y la UJC y seguimos con los Ministerios de Educación y Salud como partes importante dentro de esta labor.

«Tenemos que trabajar sobre la cultura para modificar un montón de esquemas que hemos heredado, y que cuando profundizamos en sus orígenes tienen una base cultural», señaló.

Mariela Castro destacó que han estrechado las relaciones con el Ministerio de Cultura, porque el trabajo de este centro opera sobre la subjetividad de las personas, sobre sus cambios culturales y su ideología. También se mantienen vínculos con el Ministerio de Justicia y el Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Para el funcionamiento del grupo dijo que se cuenta con comisiones de educación sexual en todas las provincias y municipio del país, las cuales orientan sus temas de acuerdo con las necesidades locales.

Existen lugares donde se enfatiza más en la prevención de la violencia de género y el abuso sexual infantil. Hay otras donde cobra más relevancia el embarazo en la adolescencia. Todo depende del comportamiento de las estadísticas o la realidad que se investiga y diagnostica.

Para poder promover cada uno de los programas, el Centro Nacional de Educación Sexual tiene varias líneas, como la docencia de postgrado, y muchos doctorados ya se están relacionando con el área de la sexualidad. Están también la investigación y la orientación y terapia sexual.

Agregó que la falta de terapeutas sexuales afecta al programa; los maestrantes en esta especialidad han sido casi todos de la capital y se están creando condiciones para formarlos en Santiago de Cuba y en el centro de la Isla, de manera que podamos contar con más sexólogos en el campo de la salud, la educación y la investigación.

Recalcó que un área importantísima para que el programa fructifique en la Comunicación Social, la cual permite garantizar que los periodistas sean adecuadamente formados para cubrir informaciones relacionadas con la educación sexual.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.