Probeta - Cuba

Probeta

Autor:

Juventud Rebelde

La primera ternera clonada de camello se llama Injaz, que en árabe significa hazaña. Injaz nació tras un período de gestación de 378 días y es el resultado de un proyecto de cinco años, cuyo fin es preservar la genética de la raza élite de camellos de carreras y productores de leche de Dubai. «Los camellos son animales muy importantes en esta parte del mundo», informó a BBC Ciencia, el doctor Nisar Ahmad Wani, biólogo reproductivo del Centro de Reproducción de Camellos en Dubai, quien dirigió el programa de clonación. «No solo se les usa para producir leche sino también para las carreras, porque al igual que en Occidente hay carreras de caballos, en Medio Oriente tenemos carreras de camellos», afirma el investigador. «es por eso que decidieron usar esta técnica de clonación para la multiplicación de las razas superiores de camellos». Para lograr esta duplicación, argumenta el doctor Wani, fue necesario utilizar un «embrión reconstruido»; según el investigador, los científicos extrajeron el ADN del óvulo, lo reemplazaron por el ADN de una camella adulta y posteriormente cultivaron el embrión durante siete días en el laboratorio. El mismo fue después transferido al útero de la madre sustituta en el cual se llevó a cabo la gestación durante 12 meses y medio. Afirma el doctor Wani que Injaz es la número 17 que se logra clonar, así que la técnica está cada vez más perfeccionada. Los científicos lograron confirmar que se trata realmente de un animal clonado mediante la comparación del ADN de Injaz con el de las células ováricas originales tomadas de la camella adulta y la verificación de que ambos eran idénticos. Aunque Injaz fue reproducida a partir de un camello elegido al azar, en el futuro los científicos esperan utilizar el ADN de camellos de razas superiores para la producción de leche y competencias de carreras. «Con este nuevo procedimiento queríamos comprobar la técnica —dice el doctor Wani y ahora esperamos crear animales especiales, campeones lecheros y campeones de carreras», afirmó el investigador.

Injaz —que pesó 30 kilos — fue la única ternera que logró nacer viva de siete embarazos de embriones reconstruidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.