Generalizan la preservación del bazo en cirugía a niños

En el hospital pediátrico William Soler, de la capital, se comenzó a hacer la esplenectomía parcial o subtotal en 1994 y es una de las cirugías en las que acumula mayor experiencia en Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

La extirpación parcial del bazo es una de las cirugías en las que el Hospital Pediátrico William Soler, de Ciudad de La Habana, acumula la mayor experiencia en Cuba para tratar a niños con enfermedades hematológicas que pueden poner en peligro sus vidas.

Se ha realizado en niños con drepanocitosis (sicklemia) y también en los que sufren la denominada esferocitosis hereditaria.

La doctora Lidia López Martín, especialista de primer grado en Cirugía Pediátrica del referido centro hospitalario, explicó que en algunas anemias hemolíticas, el bazo del niño en ocasiones incrementa la necesidad de transfusión sanguínea, porque en este se destruyen los hematíes o glóbulos rojos.

«Precisamente el bazo es uno de los grandes filtros del organismo. Y en la esferocitosis hereditaria su extirpación es una opción de tratamiento en aquellos pacientes que han tenido un elevado incremento de necesidades transfusionales, así como el aumento del tamaño de ese órgano».

Después de conocer la importancia del bazo y su función inmunológica —argumenta la cirujana— es un concepto generalizado su preservación, para tratar las denominadas «lesiones esplénicas de la infancia».

«Antes la extirpación era total, pero hoy, para mantener la importante función inmunológica, existen técnicas quirúrgicas más conservadoras. Entre ellas está la esplenectomía parcial o extirpación de solo parte del bazo. Se conserva un 20 por ciento del órgano y se impide la sepsis fulminante que puede afectar a los niños esplenectomizados», afirmó la especialista.

En el William Soler, en pacientes con esferocitosis, se comenzó a hacer la esplenectomía parcial o subtotal en 1994.

«Este proceder quirúrgico no exige profilaxis antibiótica de por vida, como hay que aplicarles a los que se les extirpa totalmente el órgano.

«Preservamos el polo inferior del bazo, para garantizar la función inmunológica y la irrigación arterial segmentaria que posee», enfatiza.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.