Garantizó empresa nacional INPUD surtido esencial para construcción de viviendas

Se incluyen puertas y ventanas galvanizadas, fregaderos, luminarias y componentes eléctricos

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA.— La Industria Nacional Productora de Utensilios Domésticos (INPUD) ha pasado por momentos de más o menos esplendor, pero 45 años después de su inauguración, ahí está latiendo, abriéndose paso. Ahora acaba de cumplir su programa de componentes destinados a la construcción de viviendas, mientras progresa en nuevos proyectos.

La historia de la emblemática industria para la familia cubana —¿quién no ha atesorado una de sus ollas a presión, cafeteras o un refrigerador antillano?— está matizada por momentos de crisis económicas que supieron sortear.

Esta fábrica, inaugurada por el Comandante Ernesto Che Guevara el 24 de julio de 1964, llegó a su aniversario 45, enfrascada en importantes producciones para el país.

Como saludo al 26 de julio en el primer semestre produjeron 14 000 puertas, 10 400 unidades de ventanas, alrededor de 300 000 tomacorrientes e interruptores, 100 000 luminarias de 20 y 40 W, más de 200 000 cajas plásticas para conexiones eléctricas y 73 000 fregaderos inoxidables destinados al programa de construcción de viviendas.

Además, terminaron un lote de ollas a presión de seis litros, de cajas de agua, y cocinas industriales desde una hasta cuatro hornillas, entre otros renglones.

Marisel Montero, subdirectora de producción de la empresa, reveló que la INPUD es rentable y logró cumplir su plan en el semestre sin sobregirarse en el consumo de electricidad.

Sobre las perspectivas de la entidad, aseguró que en el último trimestre de este año reiniciarán la producción de dos modelos de refrigeradores y de ventiladores, con la peculiaridad de que ahora su fabricación será totalmente allí.

Para el denominado FG28 y el marca Philver, de dos puertas, y de una capacidad de 280 y 300 litros, respectivamente, se importarán la unidad de refrigeración, los laminados para conformar la caja, el material plástico y los productos químicos que hacen falta para su construcción.

En lo que corresponde al ventilador contratarán en el extranjero el motor, el teclado y componentes plásticos, mientras en la INPUD fabricaran la hélice, el soporte del motor, el protector y otros accesorios.

Según Marisel Montero resulta más económico para el país producirlos en la fábrica, a partir de importar las materias primas que ensamblarlos o comprarlos hechos.

Por todo ello, cuando celebraron su aniversario, el primer recuerdo de sus trabajadores, que con inteligencia y tesón la han mantenido funcionando, fue para el Che quien forjó en esta provincia el desarrollo industrial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.