Posee la Universidad Central de Las Villas una de las compilaciones de libros raros y valiosos más importantes de Cuba

La colección Francisco de Paula Coronado, creada por el eminente intelectual cubano al que debe su nombre, es uno de los más valiosos y completos conjuntos bibliográficos existentes hoy en el país

Autor:

Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

SANTA CLARA, Villa Clara.— Considerado el mayor exponente patrimonial de la casa de altos estudios villaclareña, la colección Francisco de Paula Coronado, creada por el eminente intelectual cubano al que debe su nombre, constituye uno de los más valiosos y completos conjuntos bibliográficos existentes hoy en el país.

Alrededor de 15 000 ejemplares de libros y 12 000 de folletos, 20 álbumes de fotografías de patriotas de las guerras contra el colonialismo español, 76 tomos de manuscritos inéditos, 138 materiales de teatro bufo cubano, y una cantidad considerable de recortes de trabajos impresos y proclamas revolucionarias de las luchas del 68 y del 95, conforman el apreciado compendio, ubicado en el piso más alto de la biblioteca principal del referido centro docente.

Entre los documentos más estimados sobresalen dos incunables, un ejemplar del Papel Periódico de La Habana, y la obra Descripción de diferentes piezas de Historia Natural, incluida entre los primeros textos científicos editados en la Isla.

Tras la muerte de su autor, en 1946, la colección corrió serios riesgos. En 1954 se puso en venta, fecha en que casi llega a ser comprada por la Universidad de Miami. A fin de impedir la transacción con la institución norteamericana, fue adquirida por el habanero Paul González de Mendoza, quien en febrero de 1960 decidió entregarla a la Universidad Central de Las Villas a cambio de 44 000 pesos.

Según precisó la técnica en Información Científica Julia Ross Rojas, a cargo del cuidado y la preservación del añoso registro, no todos los materiales se encuentran en igual estado de conservación, lo cual impide que los usuarios, previamente autorizados por la dirección del centro, puedan acceder a la totalidad de los documentos.

Francisco de Paula Coronado dedicó gran parte de su vida a recolectar libros, periódicos y revistas de los siglos XVIII y XIX, y ejerció el magisterio en escuelas públicas habaneras. En 1896 emigró a los EE.UU., donde fue redactor del periódico Patria.

De regreso a Cuba en la neocolonia, fue nombrado Director de la Biblioteca Nacional, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.