Instalan incinerador de restos óseos en el Cementerio de Colón de la capital

Lorenzo Cruz, vicedirector de Servicios Necrológicos de Ciudad de La Habana, explicó que a través de un trámite muy sencillo la población podrá disponer del servicio

Autor:

Margarita Barrios

Los trabajos de instalación de un incinerador de restos óseos acaban de ser concluidos en el Cementerio de Colón y solo se espera por la licencia medioambiental de la Delegación Provincial del CITMA para ponerlo en funcionamiento.

Lorenzo Cruz, vicedirector de Servicios Necrológicos de Ciudad de La Habana, explicó que a través de un trámite muy sencillo la población podrá disponer del servicio, el cual tendrá un costo de 115 pesos e incluye la urna cineraria o cajita para depositar las cenizas, que puede ser de madera o cerámica.

«Vamos a trabajar de lunes a sábados alternos, desde la mañana hasta las cinco de la tarde. El tiempo por cada partida de cremación es de una hora, y entran cinco restos. El equipo tiene divisiones y se colocan numerados, esa es la precisión que tenemos para identificarlos.

«Luego la familia puede dejar las cenizas en el cementerio, llevarlas para la casa, arrojarlas al mar, en fin, hacer lo que desee».

Cruz precisó que la edificación fue diseñada especialmente para la instalación del equipo, que fue adquirido en España por un valor de 56 000 euros.

Aledaño a la instalación se ha construido un parque, con bancos, pequeñas estatuas y árboles, el cual servirá para que las personas que vienen a incinerar restos tengan un lugar para esperar cómodamente, y quien lo desee puede esparcir allí las cenizas.

El funcionario explicó que se espera que muchas personas soliciten el servicio, pues existe una situación muy crítica con la conservación de los restos óseos que provienen de las exhumaciones.

«El Cementerio de Colón tiene en estos momentos más de 100 000 restos conservados en osarios estatales, y hemos hecho un cálculo de que en las propiedades particulares debe haber 1 200 000.

«Las exhumaciones no se pueden detener, porque no habría espacio para las inhumaciones. Ese es un ciclo que no podemos violentar y ha llegado un momento que prácticamente no tenemos dónde poner los restos. Y aunque la capital cuenta con 21 cementerios, en el de Colón se sepulta el 78 por ciento de los fallecidos en la provincia.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.