Posee Cuba importantes reservas genéticas avícolas

El país cuenta con casi el 20 por ciento de esas reservas lo cual nos da la seguridad de que, ante un caso de desastre o una desaparición por enfermedad, se pueden recuperar las especies actuales e incluso lograr nuevas líneas genéticas

Autor:

Dora Pérez Sáez

Cuba posee alrededor del 18 al 20 por ciento de la reserva genética avícola mundial, lo que constituye una gran ventaja en materia de seguridad alimentaria, reveló a JR Ofelia Godines, investigadora auxiliar del departamento de genética del Instituto de Investigaciones Avícolas (IIA).

Según explicó la especialista, que participa en el XXI Congreso Latinoamericano de Avicultura, esa institución posee una serie de razas y especies, gran cantidad de las cuales poseen un genotipo único.

«Muchas de ellas han sido formadas en el mismo instituto y otras las hemos rescatado y las mantenemos. Eso nos aporta la seguridad de que en cualquier momento que las necesitemos, ante un caso de desastre o una desaparición por enfermedad, tenemos líneas y razas que pueden sustituir a las que actualmente están en producción.

«La base genética mundial se ha ido estrechando mucho, y hay muchas líneas y razas que se han perdido debido a problemas económicos o a que no se necesitaron en un tiempo. Al conservar esas reservas con orígenes diferentes, existen facilidades de formar nuevas líneas con ellas y de mantener esos genes.

«Cuba, por ejemplo, cuenta con genes de emplume, de color y autosómicos como los de ausencia o presencia de melanina en los tarsos, o de diferentes colores en las plumas. De ahí surgieron la gallina semirrústica y el pollo campero, híbridos creados por investigadores cubanos, destinados a la producción de huevo y carne, respectivamente».

Paul Aho, consultor norteamericano de la firma Poultry Perspectiva y uno de los principales expertos de la rama avícola en el mundo, alabó las reservas genéticas de la Isla, las cuales, dijo, pueden ser muy importantes para solucionar problemas genéticos en el futuro.

El especialista dictó una conferencia acerca de la influencia de la crisis económica mundial en la industria avícola latinoamericana, y señaló que la recuperación de esta será lenta.

«El año próximo comenzará una mejoría, que será más fuerte en 2011. El futuro en esta región tiene mejores perspectivas que en el resto del mundo debido a varios factores: aquí hay grandes productores de granos, mano de obra disponible y preparada y mucha experiencia en el mercado internacional.

«Cuba se especializa en estos momentos en la producción de huevos, lo cual me parece correcto desde el punto de vista económico, y debe seguir teniendo éxito. Aunque creo que en el futuro también habrá posibilidades para una industria más grande de carne de ave».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.