Recolectan bolsas de nailon para entregar a la Agricultura

Reponden de esta manera trabajadores sociales de la más oriental provincia cubana a la sugerencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz de contribuir a la reforestación del entorno

Autores:

Lisván Lescaille Durand
Haydee León Moya

GUANTÁNAMO.— Con la colecta de miles de bolsas de nailon para entregarlas a la agricultura, trabajadores sociales de esta provincia responden a la sugerencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz de contribuir a la reforestación de nuestro entorno.

El Presidente cubano señaló en su discurso del pasado 26 de julio en Holguín: «Y quien les habla ha experimentado durante muchos años, y sobre todo en los últimos años, sembrando pequeños bosques, y he tenido el placer y la satisfacción de verlos crecer, y según el tipo de árbol, a veces en cinco años ya he formado un pequeño bosque con varios cientos de diferentes tipos; pero cada vez que hablamos del tema se aparecen los funcionarios del Ministerio de la Agricultura —del actual y de todos los demás anteriores ministros de Agricultura— con un listado interminable de millones de pesos o divisas solicitados para la tarea que se asigna, y si no aparece una bolsita de nailon no se puede sembrar. Yo no sé con qué diablo nuestros abuelos sembraban árboles (risas y aplausos), y por ahí están, y estamos nosotros comiéndonos los mangos que sembraron ellos».

El razonamiento de Raúl motivó la iniciativa de que cada trabajador social —son 2 520 en la provincia—, recolectara al menos 20 bolsitas de nailon de leche en polvo y yogur en los hogares para su empleo en viveros de entidades agrícolas del territorio, informó David Obregón Valentín, funcionario de ese programa de la Revolución.

Desde que se desatara la singular iniciativa el 10 de septiembre último, en saludo al noveno aniversario del programa, se han recolectado más de 10 300 unidades, y se deben superar las 45 000 cuando concluya la operación juvenil, el 30 de octubre, argumentó Obregón.

Resaltó el protagonismo de los «médicos del alma» en el municipio de Manuel Tames, quienes aportaron casi tres mil de estos depósitos.

Los trabajadores sociales de Guantánamo, además de sus tareas habituales, se han fijado el propósito de «virarse para la tierra», en consonancia con el llamado del Segundo Secretario del Partido. En esa dirección defienden «la idea de tener nuestra propia área para viveros, producir alimentos y criar animales», adelantó el dirigente juvenil.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.