Analizan la trascendencia de formar valores espirituales en las nuevas generaciones

Esa idea constituyó el eje conceptual durante la reflexión realizada este martes por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, tema que adquiere particular trascendencia cuando la Juventud está a las puertas de su IX Congreso

 

Autor:

Alina Perera Robbio

Los valores espirituales no son sustancias que puedan suministrarse a los seres humanos en dosis de cucharadas. Ellos son como árboles, que un buen día se plantan en forma de semillas, y luego crecen mediante una labor ardua, muchas veces sutil, desplegada tenazmente en el transcurso de los días.

Esa idea constituyó el eje conceptual durante la reflexión realizada este martes por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) acerca de la formación de valores en las nuevas generaciones, tema que adquiere particular trascendencia cuando la Juventud está a las puertas de su IX Congreso.

En un análisis marcado por la hondura y con la mirada puesta en lo que queda por hacer, fue compartida la certeza de que el trabajo político-ideológico con el cual formar generaciones comprometidas y sensibilizadas con la Revolución es la esencia de la organización de vanguardia, y que en tal sentido debe asumirse con intencionalidad, sentido de lo diverso, y sin rigidez.

Luego de que varias intervenciones aludieron al universo infantil y adolescente, a la necesidad del hábito de la lectura y del conocimiento de la historia, de saber cómo piensan los más nuevos, Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la UJC, recordó que un porciento importante de los actuales colectivos pioneriles nacieron mientras finalizaba la década de los 90, etapa compleja y difícil de la Revolución, lo cual acrecienta la responsabilidad que tiene la Juventud en formar a los pioneros, a los estudiantes adolescentes y a muchos de los jóvenes maestros con que cuenta ese universo.

El encuentro del Buró Nacional hizo énfasis en la trascendencia de fortalecer el valor del trabajo en el estudiantado y en todas las jóvenes generaciones, algo que pasa, entre otras premisas, por cómo las instituciones fomenten en sus espacios la participación de los recién graduados, o de los nuevos que llegan, en quienes también ha de cultivarse la voluntad de ir adonde el país más lo necesite.

Sumando ideas al análisis, se habló del comité de base como estructura clave en concretar los propósitos de la organización, y desde el cual se puede irradiar un intenso y eficaz trabajo para llegar a la subjetividad de los jóvenes. Se hizo hincapié en ponderar la exigencia y la disciplina como antídotos contra el paternalismo; en seguir atendiendo ámbitos decisorios, como la familia y la comunidad; y en propiciar escenarios en los cuales los jóvenes compartan sus pensamientos e inquietudes principales.

Natividad Guerrero, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud, alertó sobre la necesidad de que las investigaciones se conviertan en útiles y rápidas herramientas para el trabajo de la organización, y recordó, entre otras aristas, el valor de potenciar la creatividad como contraparte a cierta costumbre entronizada en no pocos, de esperar siempre por orientaciones de otros.

También Niurka Duménigo, directora de la Casa Editora Abril, habló del sinnúmero de herramientas que hay en los centros de estudios de la Isla, como libros y diversas publicaciones, que constituyen ricas fuentes para cultivar en el estudiantado los valores deseados. Y formuló una interrogante que constituye un desafío: «¿Cómo lograr que el trabajo ideológico pueda ser algo que disfrutemos; cómo lograr despojarlo de todo lo encartonado que suele ponérsele encima?».

Hacia el final de este punto de la agenda, Liudmila Álamo destacó que lo primordial es cómo seguir concretando cada estrategia trazada por la organización de vanguardia en lo concerniente al trabajo político-ideológico. Lo esencial, resaltó, es cómo, sin ser rígidos o esquemáticos, seguimos inspirando y sumando a cada joven a los propósitos de la UJC.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.