Dan a conocer premios del Festival Nacional de la prensa escrita

Antonio Moltó, vicepresidente de la UPEC, precisó que los órganos más laureados, entre premios y menciones, fueron Juventud Rebelde con siete; Bohemia con seis y Escambray con cuatro

Autor:

Margarita Barrios

Los diarios Escambray y Juventud Rebelde se alzaron con los premios a la mejor publicación integral provincial y nacional, respectivamente, en el IX Festival Nacional de la Prensa Escrita.

La revista Bohemia y el diario Ahora, de Holguín, se alzaron con las menciones en esas mismas categorías, las cuales constituyen segundos lugares, y recibió un reconocimiento el periódico Invasor, de Ciego de Ávila.

Entre otros premios el periódico Escambray logró el de mejor tratamiento al tema de los Cinco, mientras Bohemia obtuvo mención. Asimismo, por el abordaje de excelencia al tema del aniversario 50 del triunfo de la Revolución, obtuvo el lauro Sierra Maestra, de Santiago de Cuba.

En la categoría de mejor revista fue escogida Bohemia; en publicación digital el sitio web CUBADEBATE; y el suplemento seleccionado fue Lomerío, del periódico Vanguardia, de Villa Clara; mientras Prensa Latina recibió el lauro a la mejor cobertura informativa de agencia, por el trabajo realizado sobre el golpe de Estado en Honduras.

El premio a la primera plana correspondió a La calle del medio; el de diseño integral, al semanario Orbe; el conjunto gráfico fue para Juventud Rebelde; el premio al mejor titulaje fue compartido por Invasor, de Ciego de Ávila, y Granma, y el conjunto informativo seleccionado fue el de Escambray.

El galardón al conjunto de periodismo de opinión más destacado correspondió a Trabajadores, mientras el de mejor vínculo con los lectores fue compartido por los diarios Juventud Rebelde y Girón, de Matanzas.

Antonio Moltó, vicepresidente de la UPEC, precisó en conferencia de prensa que los órganos más laureados, entre premios y menciones, fueron Juventud Rebelde con siete; Bohemia con seis y Escambray con cuatro.

«Lo esencial de este sistema de premios es que no resalta la individualidad, sino la labor profesional de un colectivo, que se somete al juicio de 15 jurados muy prestigiosos.

«Este certamen le permite al órgano de prensa mirarse a sí mismo; no una mirada contemplativa, sino firme y con un enfoque muy profesional, para ver cuáles son los aciertos y las deficiencias.

«El concurso, unido al debate que realiza cada colectivo, le concede al Festival un sello que lo convierte en tribuna de reflexión sobre los problemas que tenemos los periodistas y el periódico que hacemos. Y a veces ese análisis desborda la problemática del medio de prensa para proyectarse hacia el enjuiciamiento crítico o positivo al conjunto de las instituciones que en la sociedad cubana cumplen de alguna manera la misión de informar al pueblo a través de los medios de prensa.

«Los festivales de base son el espacio conceptual, teórico y de debate en el empeño que tenemos todos de hacer un mejor periodismo».

En el encuentro se informó oficialmente que no se realizará el evento nacional por razones de carácter económico. No nos sentimos como si nos hubieran cortado un ala en pleno vuelo, significó Moltó, sino que lo convertimos en nuestro aporte a la racionalidad.

Tubal Páez, presidente de la UPEC, precisó que se buscarán las variables aplicables al momento en que vivimos, y dijo que como primera medida se aspira a publicar una selección de las mejores ponencias de los eventos de base y provinciales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.