La otra arena de Reinier

El joven matancero Reinier Abel Tundidor, de 28 años de edad, fue seleccionado como delegado directo al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas por el sector turístico

Autor:

Hugo García

VARADERO, Matanzas.— La elevación de los índices de eficiencia del Hotel Club Puntarenas indiscutiblemente es un logro de dicho colectivo, pero en ese éxito late también el corazón de Reinier Abel Tundidor Menéndez.

Este joven de 28 años fue seleccionado como delegado directo al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas por el sector turístico, y el segundo con esa condición en la provincia, debido a su constancia en el trabajo de la organización juvenil que dirige y su seriedad e incondicionalidad ante las tareas productivas y de enfrentamiento a lo mal hecho.

«Dedicamos bastante tiempo al trabajo profiláctico y de prevención con los jóvenes, además de insistir en la necesidad de ahorrar todo tipo de recursos para enfrentar la crisis mundial», sentencia con una sonrisa.

En esa instalación hotelera se desempeña como especialista en costo en el área de bebidas y alimentos, vital si tenemos en cuenta que es una instalación con la modalidad de Todo incluido.

«Es un orgullo y honor», nos dice muy emocionado: «Nuestra tarea fundamental es fomentar la cultura económica y elevar la eficiencia».

Reinier se graduó como técnico de nivel medio en Contabilidad y en estos momentos cursa el primer año de esa licenciatura en la Universidad de Matanzas. También es secretario del comité de base del hotel y miembro no profesional del Comité municipal de la UJC.

«Los controles los vivimos día a día; yo le dedico las horas que sean necesarias a mi trabajo para que todo marche bien».

El Hotel Club Puntarenas, que cumplió 18 años de construido, crece este año en el número de turistas, disminuye los costos y gastos por clientes, y tiene como principal derrotero elevar la calidad y la reanimación de la instalación, priorizando una imagen y cultura del detalle en todos los servicios.

Perteneciente a la Cadena Gran Caribe y con 255 habitaciones, esta instalación cuenta como principal mercado al canadiense, que aporta el 80 por ciento de los huéspedes.

«Es importante la dedicación, pero sobre todo la conciencia en lo que se hace», manifiesta este joven desde la playa que admiramos por sus bellezas naturales, sin a veces tener en cuenta que también en esa península hay jóvenes haciendo Revolución.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.