Fidel y su caravana rinden tributo a José Antonio Echevarría - Cuba

Fidel y su caravana rinden tributo a José Antonio Echevarría

Desde el 13 de marzo de 1957 Fidel se prometió que entre las primeras cosas que haría, cuando triunfara la Revolución, estaría la visita a la tumba del líder estudiantil y a su Casa Natal para rendirle homenaje «... al joven lleno de vida, nobleza, desinterés, extraordinario coraje y profundos sentimientos revolucionarios»

Autor:

Hugo García

CÁRDENAS, Matanzas.— El recorrido de la histórica Caravana de la Libertad, que atravesó con Fidel al frente toda la provincia por la Carretera Central, fue recordado este 7 de enero con actos políticos culturales en todos los municipios yumurinos.

En la ciudad de Matanzas Fidel pronunció en horas de la noche de ese día un discurso ante miles de personas congregadas en el Parque de La Libertad.

Ya en la madrugada del 8 de enero, Fidel dispone ir hacia el hotel Internacional de Varadero y al amanecer parte hacia Cárdenas, a rendir tributo a José Antonio Echeverría.

Sobre su estancia en la Ciudad Bandera consultamos a Ernesto Álvarez Blanco, historiador de la Ciudad de Cárdenas, quien en el Epílogo de su libro Subiendo como un sol la escalinata (Biografía de José Antonio Echeverría) recoge el histórico pasaje.

Desde el 13 de marzo de 1957 Fidel se prometió que entre las primeras cosas que haría, cuando triunfara, estaría la visita a la tumba del líder estudiantil y a su Casa Natal para rendirle un homenaje de admiración y respeto «... al joven lleno de vida, nobleza, desinterés, extraordinario coraje y profundos sentimientos revolucionarios».

«Durante su estancia en la Ciudad Bandera, a la cual hizo su entrada pasadas las 9:00 a.m., Fidel recibió numerosas muestras de admiración y respeto de parte del pueblo cardenense, el cual abarrotó desde horas tempranas las calles y el parque Estrada Palma (hoy José A. Echeverría), ubicado frente a la Casa Natal del líder estudiantil. Para la ocasión, según lo consignó el periódico habanero El Mundo, todos “... los comercios cerraron sus puertas y las casas se engalanaron con banderas cubanas”.

«El parque se encontraba colmado por el pueblo. Las voces delirantes de hombres, mujeres y niños aclaman al victorioso Comandante que al frente del Ejército Rebelde les había conquistado la ansiada libertad. No había sitio para la gran masa humana, y las ramas de los frondosos árboles que rodeaban el parque eran usadas a manera de atalaya por quienes no querían perderse un detalle y por los compañeros del M–26–7 encargados de velar por la seguridad. Penetra en la casa, y tras saludar a los familiares solicita ser llevado al cuarto del líder estudiantil (...)», según reseñó el periódico Girón años más tarde.

«Luego de sostener una breve e íntima conversación con los padres y hermanos de José Antonio y de saludar desde la puerta a los congregados en el parque, se dirige al cementerio local, rodeado de miles de cardenenses, combatientes del Movimiento 26 de Julio y miembros del Ejército Rebelde, con objeto de depositar una ofrenda floral en la tumba del eterno Presidente de la FEU».

Rememora el historiador cardenense que aquel momento fue propicio para que, visiblemente emocionado, el líder de la Revolución pronunciara unas breves y sentidas palabras de recordación y homenaje. A su lado se hallaban, entre otros, Celia Sánchez Manduley; el entonces capitán William Gálvez, jefe rebelde del regimiento Plácido de Matanzas; Juan Nuiry; el doctor Bernabé Ordaz, dirigentes locales del Movimiento 26 de Julio, combatientes del Ejército Rebelde y numerosos cardenenses.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.