Incondicionalidad y exigencia marcan debates previos al IX Congreso de la Juventud

Conscientes de que en sus manos está el porvenir, los jóvenes insisten en desterrar el esquematismo de la organización. Celebradas las asambleas provinciales en Pinar del Río y La Habana

 

Autores:

Marianela Martín González
Mayte María Jiménez

Pinar del Río—.Incondicionalidad y exigencia fueron dos conceptos que guiaron los debates en la Asamblea de Balance de la UJC en esta provincia. Desde estos paradigmáticos valores los jóvenes analizaron el papel que les corresponde como parte de esa vanguardia de la juventud, dispuesta a dar continuidad a la obra revolucionaria.

Los noveles militantes son conscientes, cada vez más, de que en sus manos está el futuro y el presente del país, guiados por la generación histórica de la Revolución y por ese ideal de justicia y soberanía que han de defender en la perseverancia y la ejemplaridad de sus acciones.

Sobre ese tema habló Yoslén Cabrera, quien analizó el papel del comité de base en la preparación ideológica que, desde argumentos sólidos y certeros, combata el diversionismo que promueve el imperio.

«Por eso los jóvenes han de parecerse a nuestros tiempos y desde esa concatenación con sus realidades, sentirse útiles en el día a día, protagonistas de los procesos que vive el país», aseguró.

«Se trata de identificar a quienes lleven en el corazón la militancia y con ellos incentivar el trabajo de los cuadros, para transmitir un sentimiento e ideología que convenza», comentó José Ángel Palacios.

En este sentido se reconoció que la política de cuadros constituye un  pilar fundamental en los resultados de trabajo. Sin embargo, advirtieron que esta ha sido una de las principales deficiencias.

Uno de los epicentros del debate en Pinar del Río giró en torno a la batalla económica y energética, en la cual los jóvenes deben ser protagonistas de la eficiencia, la producción y la creatividad.

En la asamblea, los jóvenes intercambiaron las experiencias que les han permitido alcanzar importantes resultados en la producción y han demostrado que las iniciativas son herramientas imprescindibles en los tiempos actuales.

Nilo Álvarez, de Ciencias Médicas, insistió en el papel de los militantes en el ahorro de los recursos materiales en el sector de la salud. Según comentó, muchas veces los estudiantes, médicos y pacientes no tienen conocimiento de los costos de cada técnica o tratamiento empleados, y se producen derroches innecesarios.

Los delegados apuntaron como una fortaleza lo logrado en la etapa de recuperación de la provincia tras el paso de los ciclones. Con el trabajo diario fueron capaces de implicarse desde los diferentes centros de trabajo, en la producción de alimentos, el apoyo a la zafra azucarera y la cosecha del tabaco.

En diálogo con los jóvenes pinareños, José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y miembro del Buró Político, destacó que corresponde al Partido ser guía y educador de la UJC, pero también dar espacio a la participación a las ideas de los jóvenes, desde sus iniciativas y propuesta a soluciones.

Uno de los aspectos en que más insistió Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la UJC nacional, fue en la necesidad de eliminar las irregularidades que se han dado en el sistema de trabajo de la organización, desterrando el esquematismo.

Sobre la ejemplaridad que debe caracterizar a un joven militante, pero que no siempre se logra, señaló que no se trata de separar a los jóvenes de las filas, sino de rescatarlo desde la orientación y el trabajo político ideológico consciente y bien hecho.

En la reunión fue electa Yudalys Rodríguez Castro como primera secretaria del comité provincial de la UJC en Pinar del Río.

Cuadros pero con logros

La Habana—. «Salgamos a cambiar lo que haya que cambiar, con el valor suficiente de aceptar nuestros fallos y combatirlos, para que las respuestas no sigan colgando en las tendederas de los lemas», fue una de las sugerencias más claras surgidas en la asamblea provincial de la UJC en La Habana.

Así expresó el poeta Héctor Gutiérrez, delegado por el municipio de Güines, quien abogó por ese imprescindible cambio cotidiano. El artista sugirió que sean los resultados el termómetro que mida la valía de los dirigentes, «porque un cuadro sin logros es una bacteria que hace perder tiempo a todos y empaña el proyecto social que construimos».

«Hay militantes que piensan que con reunirse y cotizar ya cumplen con el papel de vanguardia. No esperemos a que las tareas vengan desde arriba; seamos creativos. Si siempre hay que decirnos lo que tenemos que hacer, entonces de qué protagonismo estamos hablando», apuntó Nervis Señá.

Problemas que lastran el funcionamiento interno de la organización, como el escaso crecimiento en el sector productivo o el completamiento de los cuadros en municipios como San Antonio de los Baños, Caimito y San José de las Lajas, obligaron a reflexionar sobre el tratamiento que se les brinda a los jóvenes en los centros de producción y servicios.

«Hay muchos jóvenes a quienes no hemos descubierto y convencido para que militen, porque no hemos hecho un adecuado trabajo», precisó Yuniel González, secretario general de la Cooperativa de Crédito y Servicios Vicente Pérez Noa, en San Antonio de los Baños.

José Ramón Machado Ventura miembro del Buró Político, al intervenir en la reunión, subrayó que los momentos actuales requieren que nos volquemos al debate para cambiar lo que amerite transformarse.

La primera secretaria de la UJC, Liudmila Álamo, reflexionó sobre la necesidad de atemperarnos a lo urgente. «El concepto de Revolución tenemos que llevarlo a la organización como algo muy serio. Los militantes tienen que encontrar el verdadero sentido de lo que es un comité de base», subrayó.

Cada minuto requiere trabajar sin formalismo para reducir costos y aumentar la producción, señaló por su parte Lisette González García, quien fue reelecta como primera secretaria de la UJC en la provincia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.