Inician jóvenes argentinos ascenso al Pico Turquino por los Cinco

Jóvenes argentinos, acompañados por familiares de los Cinco, promueven que otras personas utilicen las cumbres de sus respectivas naciones para reclamar la libertad de esos cubanos prisioneros políticos en cárceles estadounidenses

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO.— Los jóvenes argentinos que en enero pasado escalaron el Aconcagua, la montaña más alta de América, iniciaron este martes el ascenso al Pico Turquino para plantar allí, al igual que en aquella elevación, una bandera como símbolo de reclamación de libertad para los Cinco Héroes, presos en Estados Unidos desde septiembre de 1998.

A Santiago Vega y Alcides Bonavitta, los dos alpinistas que vencieron el llamado Techo de América a principios de año, se suma ahora Pablo Fernández, joven periodista también argentino, quien fuera condecorado recientemente, al igual que su colega Santiago, con la Distinción Félix Elmuza, otorgada por la Unión de Periodistas de Cuba.

Participan también en la subida a la cresta más alta de Cuba familiares de los Cinco, becarios de otras nacionalidades que estudian en la Facultad de Ciencias Médicas de Manzanillo y directivos del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

A su llegada a Bayamo, Pablo Fernández señaló a JR que para él y sus compañeros no existe Aconcagua ni Everest ni ninguna otra montaña en el planeta que pueda compararse con lo que significa la Revolución Cubana para el mundo, y agregó que ellos escalan montañas para llamar la atención sobre la injusticia cometida contra René, Gerardo, Fernando, Ramón y Antonio, «pero los Cinco dan su ejemplo todos los días» en las propias entrañas del imperio, por lo tanto «hay que hacer mucho más por ellos».

Agregó que en el Pico Turquino, junto al busto de José Martí, colocarán el logotipo de los Cinco diseñado por Gerardo Hernández, y una bandera con un mensaje para esos luchadores antiterroristas.

Los jóvenes, procedentes de la provincia de Neuquén, inauguraron con su gesto de enero el proyecto del Aconcagua al Turquino, que implica que otras personas utilicen las cumbres de sus respectivas naciones para reclamar la libertad de esos cubanos prisioneros políticos en cárceles estadounidenses.

Ayer, previo al ascenso de la montaña cubana, los participantes en esta expedición departieron con pioneros, maestros, cooperativistas y pobladores de la comunidad de Santo Domingo, en plena Sierra Maestra.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.