La dicha de una buena cosecha para un joven agricultor de Lajas

Yordany León está entre los campesinos que asisten como delegados al Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños

Autor:

Julio Martínez Molina

LAJAS, Cienfuegos.— Pese a su juventud, Yordany León resulta ya un campesino reconocido en la provincia por los logros que se aprecian en su finca, la cual devino de referencia debido a la labor integral que él desarrolla.

El muchacho, del municipio de Lajas y delegado al Congreso de la ANAP por la provincia de Cienfuegos, habló sobre su trabajo en la finca que dirige, durante la asamblea de balance de la UJC en el territorio.

Yordany dispone de un área considerable dentro de la Cooperativa de Crédito y Servicios Antonio Maceo, donde se vincula de forma directa al surco. «Sería difícil narrar un día que no fuera de trabajo fuerte, porque todas las jornadas son de faena dura. Incluso para ir a representar a mi cooperativa al Congreso he tenido que dejar mucha labor pendiente, o en manos de mi hermano y otro joven. Ahora vamos a comenzar la siembra de arroz, la cosecha de frutabomba, plátano, calabaza… No me ha parado ni la sequía. Tengo unos cuantos pozos. Moderando su uso hemos salido adelante», dice.

Al preguntarle por su régimen de trabajo semanal replica: «Sin receso, de lunes a domingo; más que modesto sería un mentiroso si te dijera lo contrario. A cualquier hora trabajo; a veces a las ocho de la noche estoy buscando los toros de la yunta…

Yordany y su hermano también se turnan en la madrugada para vigilar cosechas a punto, e incluso riegan de noche para disminuir el consumo energético.

En ocasiones, confiesa, le es difícil llevar ese régimen de esfuerzo en el surco junto con la casa y la familia, pero se puede con cariño, fe y también con un poco de sentido de la organización, estima.

«Cuando pienso que les dedico poco tiempo a mi esposa y mi niña de tres años, me suelo entristecer un poco; pero luego lo reparo en los momentos que puedo.

«Me recompensa, más que todo, ver una cosecha fructífera. Eso te alivia cualquier pesar, y a la larga es el camino que seguí y que voy a continuar. Ver el fruto de tu trabajo es una de las dichas más grandes de mi vida», subraya.

Del Congreso de la ANAP espera que contribuya a lograr lo que requiere el país para sustituir importaciones. «Y eso no es solo asentir con la cabeza, sino demostrarlo en el surco. Creo que este evento va a ser el punto de partida para acabar de poner lo que falta en cuanto a reactivación de mecanismos para una mejor dinámica de las relaciones productivas».

Yordanys se siente contento con la respuesta de la juventud cienfueguera al Decreto-Ley 259. «Se nos han unido centenares y estamos apreciando un mejoramiento general en la incorporación de los jóvenes al sector campesino. De verdad la gente se vira pa’ la tierra».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.