Concluye en Cuba primera etapa del ejercicio Meteoro 2010

Miles de cubanos ejercitaron las acciones de preparación ante posibles catástrofes naturales: huracanes, sismos, maremotos, sequías, accidentes tecnológicos y eventos sanitarios

Autor:

ACN

La primera etapa del ejercicio Meteoro 2010 concluyó este domingo tras la realización en las diversas provincias de acciones prácticas, comprobación de planes y medidas, y preparación de la población, para fortalecer la respuesta del país y mitigar en todo lo posible los efectos de posibles catástrofes naturales.

El Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, recorrió en la capital un hospital de campaña, y colaboradores que participaron en misiones médicas cubanas en Paquistán y Haití expusieron sus experiencias en este tipo de infraestructura.

Tenemos que estar siempre preparados, sin pensar en los pronósticos, la máxima de este pueblo es la prevención, subrayó José Rubiera, director del Centro Nacional de    Pronósticos del Instituto de Meteorología (INSMET), en un contacto con el Consejo de Defensa Provincial de Ciudad de La Habana.

Rubiera explicó los factores que influyen en la actividad ciclónica de la región del Atlántico para la venidera temporada, que comienza el primero de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre.

Se refirió a las altas temperaturas en las aguas del Atlántico tropical y al debilitamiento del fenómeno de El Niño en el Pacífico como causas favorables para el desarrollo de eventos meteorológicos.

La temporada 2010 -resaltó el especialista- se pronostica más activa que una promedio e insistió en que la población tiene que seguir en esos momentos las orientaciones del Instituto de Meteorología y  el sistema de la Defensa Civil.

Este domingo también se realizó en el capitalino Hotel Copacabana un ejercicio demostrativo de evacuación masiva de personas y de extinción de incendio, que contó con la participación de 200 efectivos del Cuerpo de Bomberos, el Sistema Integral de Urgencia Médica, la Policía Nacional Revolucionaria y la Cruz Roja cubana.

El teniente coronel Guillermo López Cardona, jefe del departamento de extinción de incendio del Cuerpo de Bomberos, destacó a la prensa la importancia de los planes de reducción de desastres de los centros laborales y la necesidad de la práctica de los mismos, como forma superior de preparación de las fuerzas de respuestas.

Estaban presentes en la instalación hotelera Mercedes López Acea y Juan Contino Aslán, presidenta y vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial en Ciudad de La Habana, respectivamente, así como también jefes y altos oficiales del Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y representantes del Cuerpo Diplomático Militar acreditado en Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.