Cincuenta kilómetros de piedras sobre piedras

La extracción de cientos de miles de piedras para levantar el lindero construido por los trabajadores de los planes citrícolas y ganaderos de Jagüey Grande, hizo productivas a cientos de hectáreas

Autor:

Juventud Rebelde

¿Sabía usted que en Cuba existe una cerca de piedra con unos 50 kilómetros de largo y que su construcción sirvió no solo de lindero, sino para beneficiar cientos de hectáreas improductivas que hoy constituyen afamados planes citrícolas y ganaderos?

Tal rareza pasa inadvertida ante los ojos de miles de personas que transitan a diario por la Autopista Nacional, absortos por los objetivos del viaje, el paisaje natural o las añoranzas de visitar amigos y familiares.

La próxima vez que salga de La Habana o viaje hacia ella por las Ocho Vías, preste atención cuando esté en el kilómetro 98. Si va hacia el interior del país, mire hacia la izquierda. Si viene, hágalo a la derecha tras pasar la localidad de Jagüey Grande, en la provincia de Matanzas.

La extracción de decenas o cientos de miles de piedras para levantar el lindero, construido en la década del 70 por los trabajadores de los planes citrícolas y ganaderos de ese municipio, hizo productivas a cientos de hectáreas que en pocos años vieron florecer los azahares de toronjas y naranjas, mientras otras zonas se dedicaron a la ganadería.

La obra representó un beneficio para la tierra, la cual se vio despejada de lajas y pedruscos que, al igual que el marabú, imposibilitan su explotación. Contribuyó, además, a la ecología de esa importante zona que da acceso a la Ciénaga de Zapata, al servir de barrera a inundaciones y crecientes provocadas por las lluvias.

Es momento de llamar la atención de autoridades y pobladores de esa zona, pues el beneficioso límite es víctima de constructores furtivos y depredadores, lo que ha reducido su altura superior al metro en algunos lugares.

Cercas de piedra similares a la de Jagüey Grande pueden observarse en otras partes del mundo, en particular en España, Portugal, Francia e Italia, así como en países de América del Sur y del norte de África, pero con longitudes inferiores, según mis cálculos de observación.

No soy capaz de darle el reinado para ser ganadora del premio Guinnes, pero esta demarcación clasifica entre las mayores. Solo está interrumpida por pequeñas parcelas de campesinos.

La cerca de piedra de Jagüey Grande paralela a las Ocho Vías, con unos 50 mil metros, está conformada por algo más de 12 millones 950 mil piedras entre lajas y pedruscos.

Si no concuerda con mis apreciaciones y guarismos, bájese en Jagüey Grande, camine el trayecto y cuente cada peñasco y piedrezuela. Recuerde incluir el cimiento —que también suma—, para que no le pase lo que a mí y así evitará otro recorrido.

Solo entonces podrá darme la razón o desmentirme.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.