Perfeccionan la enseñanza Secundaria

Las modificaciones en la continuidad de estudios están en consonancia con las transformaciones en el sector productivo y en la Educación Superior, se dijo en conferencia de prensa

Autor:

Margarita Barrios

Lo que ocurre con el proceso de continuidad de estudios de noveno grado no es un fenómeno aislado, está relacionado con lo que sucede en el sector productivo, con las modificaciones en el ingreso a la Educación Superior. Por lo tanto no es un cambio en la Secundaria Básica, sino en la sociedad cubana.

Así expresó en conferencia de prensa Roberto Bosh Bayard, director de Secundaria Básica del Ministerio de Educación, quien significó que, con el apoyo de los organismos de la Administración Central del Estado, han realizado un profundo trabajo vocacional con los 133 475 estudiantes que egresan este curso de noveno grado, y con sus familiares.

«Es un trabajo que debemos seguir perfeccionando, agregó, porque no resulta fácil a los 14 años definir un proyecto de vida, es una decisión importante que debemos apoyar esclareciendo, explicando; porque el objetivo es que todos estén conformes con lo que van a estudiar. Y no es fácil a veces hacer coincidir intereses personales con prioridades sociales.

«Sin embargo, no somos pesimistas, aunque sabemos que hay insatisfacciones. También conocemos que existen dos momentos: uno, es el otorgamiento de carrera, y otro, es que se sienten en el aula en septiembre. Sin embargo, las cifras de especialidades otorgadas, a partir de las solicitudes que hicieron los estudiantes en las boletas y que firmaron junto con sus padres, no apuntan a una crisis».

En este sentido el funcionario significó que la continuidad de estudios está relacionada también con la evaluación escolar, pues el nuevo sistema de otorgamiento incluye un escalafón con los resultados de los estudiantes.

«La evaluación comenzó a perfeccionarse desde el pasado curso escolar, y hoy es más rigurosa, exigente, justa y diferenciada. Toma de la anterior las evaluaciones sistemáticas, e incorpora las parciales y finales. Se destaca su función en la estimulación del estudio y en elevar la responsabilidad del estudiante. Y constituye también un reto para el profesorado, que debe reforzar el proceso de enseñanza-aprendizaje», destacó.

Bosh Bayard puntualizó que la organización escolar de la Secundaria Básica no cambiará para el próximo curso. «Continuará con un Profesor General Integral (PGI) por área de conocimientos y con la utilización del Programa Audiovisual, con teleclases de Ciencias Naturales, Educación Artística, Educación Laboral y Aproximación a lo cubano; así como los módulos de video-clases del resto de las asignaturas.

«Aunque, por el nivel que van alcanzando los profesores, cada vez son más las clases frontales, y los medios audiovisuales no desaparecen, sino que sirven como acompañamiento».

En este sentido, dijo que las ocho horas de preparación metodológica de los profesores, y la presencia de los tutores en todas las escuelas ha sido relevante en el desempeño de los docentes.

Bosh señaló que, a partir de septiembre, en las Universidades de Ciencias Pedagógicas se impartirán seis carreras: Español-Literatura, Matemática-Física, Biología-Química o Biología-Geografía, Marxismo-Leninismo e Historia y Educación Laboral-Informática.

«A los jóvenes que cursan segundo y tercer año de Profesor General Integral se les harán adecuaciones en los planes de estudios y se graduarán de las carreras nuevas.

«Mientras, los que están en cuarto y quinto año terminarán como Licenciados en Educación, Profesor General Integral. Ellos, y los que ya han egresado de esa carrera, a través de diplomados y otros cursos se irán acercando al nuevo perfil.

«Con estas nuevas carreras se unifican las Facultades de Media y Media Superior. Es decir, los egresados que hoy trabajan en Secundaria Básica pueden dar clases en preuniversitarios, tecnológicos y educación de adultos, luego de tener tres años de experiencia y aprobar los cursos de superación».

Entre otras novedades para el próximo curso escolar, subrayó que la asignatura Educación Laboral se impartirá en los tres grados de la Secundaria Básica, y para ello se entregaron a todas las escuelas módulos de herramientas para trabajar con metales, madera, electricidad y hacer labores artesanales.

Igualmente precisó que continuará haciéndose énfasis en la ortografía, con un turno especial que se aspira a eliminar con el tiempo, pues velar por la correcta escritura debe ser labor de todas las asignaturas.

También se mantendrá el trabajo con la Historia de Cuba, ahora en los tres grados y con énfasis en la tradición local, así como continuará una profunda labor con la lengua materna y para incentivar el hábito de lectura.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.