Ozono: gas de la vida

Cuba está entre los países iniciadores en la aplicación del ozono, y es reconocida por las investigaciones que impulsa en tratamientos médicos y otros usos

Autor:

Mayte María Jiménez

El tratamiento de la hernia discal, la desnutrición en niños ocasionada por parasitismos como la giardiasis, afecciones cutáneas causadas por hongos o bacterias, el impétigo, además del saneamiento del agua potable y residual, figuran entre las principales aplicaciones que actualmente tiene el ozono en Cuba.

La doctora Lidia Asela Fernández, directora del Centro de Investigaciones del Ozono en el país, dialogó con este diario sobre las investigaciones y los usos de esta sustancia, ya sea por medio de la Red Nacional de Ozonoterapia, o en los sistemas de tratamiento de aguas de diversas calidades, durante el XV Congreso Científico Internacional del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), que se celebra en esta capital.

Desde que se creó esta institución hace 24 años, las investigaciones han permitido tratar las más diversas enfermedades.

—¿Cuáles son los tratamientos más relevantes aplicados con ozonoterapia en Cuba?

—El tratamiento de la hernia discal, padecimiento que ocasiona síntomas muy dolorosos. Se ha comprobado que la ozonoterapia, a partir de una inyección en la zona afectada, logra una reducción de la lesión, o la elimina totalmente.

«Existen también tratamientos para los niños con desnutrición, a los que suministramos el aceite de girasol ozonizado Oleozon oral, un medicamento antiparasitario, muy efectivo para combatir la giardiasis. En tópico o pomada esta sustancia sirve para combatir afecciones cutáneas ocasionadas por hongos o bacterias, entre las cuales está el impétigo, tan frecuente en los pequeños».

La doctora señaló como otros usos prometedores el tratamiento del shock séptico, en aquellos pacientes que han sido operados, o como profilaxis, ante determinadas intervenciones quirúrgicas de mayor complejidad.

La terapia llega a diversas especialidades de la Medicina. En la oftalmología también se ha comenzado a usar como una terapia complementaria en el caso de la retinosis pigmentaria, y ya se avanza para desarrollar el tratamiento del cáncer en estudios preclínicos, aunque aún se encuentra en fase investigativa.

Accesos posibles

En muchos países en los que se aplica este tratamiento, sus costos pueden ser elevados. Sin embargo, advierte la doctora Asela, en nuestro país es completamente gratuito, no importa la especialidad médica, pues se integra al servicio de Salud.

—¿Cómo está diseñado el programa de ozonoterapia para que las personas puedan acceder a él?

—En Cuba más de 50 hospitales tienen instalados los equipos de ozono, desarrollados en la Isla. Existen 65 equipos para unos 52 centros hospitalarios. En la capital algunas instituciones tienen más de uno, y en todas las provincias se emplea ya sea con uso terapéutico en la Medicina, o en el tratamiento de agua potable y residual, especialmente en los desechos de la Industria Farmacéutica.

—¿Qué determina que una persona sea tratada por los medios tradicionales o por ozonoterapia?

—No todas las dolencias requieren este método. A partir de la propia relación establecida entre los hospitales y nuestro centro, la atención médica está diseñada de manera que cuando el paciente es diagnosticado por los doctores, estos son los encargados de evaluar si la persona será tratada o no con ozonoterapia.

—Se dice que una de las propiedades más prometedoras del ozono es su acción antioxidante en el organismo. ¿Qué resultados se han obtenido en esta línea investigativa?

—De hecho, estamos comenzando la terapia para el tratamiento del Alzheimer. Se ha demostrado que la ozonoterapia tiene muy buenos resultados en las personas de la tercera edad, pues equilibra los niveles de oxidación celular del organismo y evita el consiguiente desgaste celular.

—¿Cómo está preparado el país para asumir la producción de compuestos ozonizados y la tecnología para brindar los tratamientos?

—Actualmente producimos los generadores de ozono para aplicar la sustancia gaseosa en la terapia. Además, estamos incrementando la producción de los aceites ozonizados para el tratamiento farmacológico.

La especialista explicó que algunos de ellos, como el aceite de girasol ozonizado, presentan un significativo efecto germicida de acuerdo con las investigaciones realizadas, con una eficacia demostrada para combatir hongos, bacterias y virus.

Agua de «Ozono»

Una de las aplicaciones que más llama la atención, además del uso médico, es el efecto del ozono en el tratamiento del agua. Generalmente el cloro es uno de los agentes químicos más usados para su desinfección, pero al reaccionar con compuestos orgánicos presentes en los líquidos, produce sustancias organocloradas, que pueden tener efectos mutagénicos y carcinogénicos.

Ante este contexto, las investigaciones de esta prestigiosa institución podrían permitir el desarrollo de nuevos mecanismos que logren una purificación mayor y menos dañina del agua.

Según señaló la experta, el empleo del ozono es una alternativa segura y eficaz para el tratamiento de las aguas, ya que no se reportan los inconvenientes de la cloración.

«Se destaca su aplicación en procesos de potabilización, de tratamiento de aguas residuales de diferente procedencias, la de piscinas, en la Industria Farmacéutica y Alimenticia, así como para otros usos o procesos en los que se requiera un agua de elevada calidad», apuntó.

La doctora comentó los resultados positivos que se han obtenido en el municipio capitalino de La Lisa, donde más de 2 000 niños reciben agua tratada con ozono, siendo este la población más vulnerable.

Centro de futuro

El ozono es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen el gas. Pero más allá de la química, el ozono tiene un interesante uso industrial como precursor en la síntesis de algunos compuestos orgánicos, y sobre todo, como depurador, además de ser un fortísimo antioxidante.

Al poner el ozono en contacto con otras sustancias se pueden obtener productos ozonizados que permiten el uso en diferentes tratamientos y aplicaciones. En el organismo humano se estima que el ozono entra en cuestión de minutos, y reacciona con todo lo que encuentra a su paso, con un efecto metabólico.

Con estas premisas, durante más de 25 años el Centro de Investigaciones del Ozono de Cuba ha desarrollado importantes estudios sobre las aplicaciones y el tratamiento que se pueden lograr a partir de esta sustancia, con alta confiabilidad y eficiencia.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, y los resultados vaticinan mejores rendimientos de la ozonoterapia, el país es reconocido como uno de los líderes en el mundo en la aplicación del ozono con un fin social y sobre todo humano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.