Inhuman restos de Emilia Teurbe Tolón

Los restos de la insigne patricia cubana, quien bordó nuestra primera bandera, descansan desde este lunes en la Necrópolis de Colón

Autor:

Marianela Martín González

«Cuando depositamos hoy esta sencilla semilla, en el aniversario 50 de la Federación de Mujeres Cubanas, nos parece escuchar las palabras de Vilma, quien siempre reclamó espacio en nuestra memoria para las grandes mujeres que lucharon por la libertad de Cuba y fueron vindicadoras de su género. Pensamos en las puntadas de amor con que Emilia bordó aquella bandera, esa que ondea ahora sobre su tumba».

Con esas palabras el Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, expresó el sentir de quienes acudieron este lunes a la ceremonia de inhumación de los restos de la insigne patricia cubana Emilia Teurbe Tolón, en la Necrópolis de Colón, luego de que fueran encontrados en el cementerio de Nuestra Señora de La Almudena, en Madrid, gracias a la insistencia del artista plástico Ernesto Martínez, quien a solicitud de Clara Enma Chávez, biógrafa de Emilia, desanduvo numerosos archivos de diferentes necrópolis españolas.

Leal recordó que Emilia, además de ser quien bordara la primera bandera cubana, fue la primera mujer deportada por razones políticas, cuando contaba solo 22 años de edad, y que el estandarte que nació en sus manos, encontró su verdadero simbolismo junto a los independentistas que la declararon como su bandera luego de constituirse la Asamblea de Guáimaro.

El estandarte original lo entregó Emilia a Narciso López y este lo confió a Cirilo Villaverde, quien al morir lo dejó bajo custodia a su hijo Narciso, y este, en 1942, lo donó al Fondo Cubano Americano de Socorro de los Aliados, fundación creada para cooperar con el derrocamiento del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. Dos años después se entregó al Palacio Presidencial, donde permaneció hasta el triunfo de la Revolución, en el Salón de los Embajadores. Ahora enarbola su estrella solitaria en el Museo de la Revolución.

El Historiador de la Ciudad ponderó el altruismo de esta cubana que donó sus bienes a la Sociedad Económica de Amigos del País, en beneficio de la educación gratuita.

La Marcha fúnebre de Chopin, interpretada por la Banda de Música del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), acompañó el recorrido póstumo de los restos de Emilia Teurbe Tolón.

El acto fue presidido por el general de cuerpo de ejército Joaquín Quinta Solá, miembro del Comité Central del Partido, Héroe de la República de Cuba y viceministro de las FAR. También se encontraban presentes Yadira García y Concepción Campa, ambas miembros del Buró Político, así como Yolanda Ferrer, secretaria general de la FMC, y otros dirigentes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.