Nada debe empañar la calidad de los servicios de salud en Cuba - Cuba

Nada debe empañar la calidad de los servicios de salud en Cuba

En la sesión plenaria del X Congreso del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud, el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros José Ramón Machado Ventura, destacó que los médicos cubanos se esfuerzan para ser mejores cada día

Autor:

Mayte María Jiménez

Los indicadores de salud demuestran que Cuba cuenta hoy con un sistema de calidad en este campo, aunque aún existen problemas, que responden muchas veces a factores subjetivos, y que se irán resolviendo en el día a día, con la participación y el empeño de cada trabajador, consideró cuenta  el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros José Ramón Machado Ventura, en la sesión plenaria del X Congreso del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud.

El también miembro del Buró Político del Partido señaló que en un momento tan importante como este, cuando el país transita por un proceso de reordenamiento, este congreso ha sido muy oportuno, pues ha permitido el intercambio y el análisis de trabajadores de toda la nación en torno a uno de los sectores más sensibles y defendidos por la Revolución.

Salvador Valdés Mesa, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, destacó que la labor del sindicato debe llegar a cada trabajador, para hacerlo partícipe, evitando el distanciamiento entre los cuadros y las organizaciones de base.

Los delegados analizaron también algunos problemas que afectan estos sensibles servicios, que en ocasiones hacen que la población no se sienta satisfecha con la atención recibida en las instituciones. Coincidieron en que estas dificultades responden la mayoría de las veces a fenómenos subjetivos que pueden erradicarse con el empeño individual y de los colectivos.

En este sector el reordenamiento laboral será guiado según las necesidades de cada centro, la situación de salud de los territorios, los niveles de actividad de los servicios que se prestan y el índice ocupacional, sin caer en patrones numéricos preconcebidos para todas las instalaciones por igual, según precisa el informe presentado al encuentro.

Los representantes de las diferentes provincias coincidieron en que la premisa del sistema de salud debe seguir siendo defender este emblema de la justicia del proceso revolucionario. La mortalidad infantil con índice de 4,7 por cada mil nacidos vivos, así como la esperanza de vida de 78 años, son marcadores que dicen mucho de lo que se puede lograr.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.