Chávez: La actualización del socialismo, perspectiva común de nuestros pueblos (+ Fotos)

Comparecencia especial del Presidente venezolano en la Televisión Cubana con motivo del décimo aniversario del convenio Integral de cooperación entre la República Bolivariana de Venezuela y la República de Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

La experiencia de medio siglo de radicales transformaciones en Cuba y la década transcurrida desde la ascensión electoral del movimiento bolivariano en Venezuela, se hallan abocadas hacia una actualización de las ideas socialistas como única e inexcusable respuesta a las expectativas de los pueblos de ambos países y los restantes de Nuestra América.

Con esa afirmación concluyó anoche el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, su comparencia especial ante la Televisión Cubana, a propósito de cumplirse diez años de la firma del Convenio Integral de Cooperación entre los dos Estados.

El 30 de octubre del 2000, Fidel y Chávez rubricaron en Caracas ese trascendental acuerdo, que ha marcado un paradigma de cooperación entre naciones de Latinoamérica.

"Diez años después, solo en materia de salud Cuba nos ha ayudado a instalar 6 712 consultorios médicos populares, cuando antes en el país se había convertido en un lujo la atención médica", señaló Chávez.

El jefe de Estado venezolano, con una copia de aquel convenio fundador bilateral en mano, recordó el contexto en el que se firmó, en momentos en los que la nueva República bolivariana no tenía ni siquiera un añito, era una bebé y estábamos en el año 2000, dijo.

Puntualizó que eso fue el 30 de octubre. "Fue por aquellos días en que yo ponché a Fidel, aunque el árbitro cantó una bola alta, nunca nos pondremos de acuerdo en eso", dijo jocosamente.

Chávez significó que aquellos fueron días inolvidables, durante la visita, la quinta de Fidel a tierra venezolana.

Al rememorar los viajes del líder cubano a la patria del Libertador, refirió que la primera se produjo en 1948, cuando él no había nacido.

Agregó que en su país había un gobierno nacionalista, el de Rómulo Gallegos, que fue derrocado a los pocos meses; lo derrocan "y se vino por cierto para Cuba". Y añadió que lo primero que dijo el gran escritor de Doña Bárbara, Canta claro, Pobre negro, Sobre la misma tierra, etc., cuando llegó a La Habana fue "me tumbaron los yanquis", por el petróleo.

Indicó que después vino la Sierra Maestra, la Revolución cubana y Fidel llegó a Caracas el 23 de enero de 1959 y dio el discurso memorable en aquella plaza. Entre los asistentes a ese discurso, que me dicen que lo oyó de pie, estuvo Pablo Neruda, recalcó.

Explicó que la tercera visita de Fidel fue 30 años después, en febrero de 1989.

En ese tiempo me encontraba, señaló, trabajando en el Palacio blanco de Miraflores.

"Yo vi con estos ojos a Fidel Castro, que pasó por el pasillo largo directo al despacho presidencial donde estaba Carlos Andrés Pérez, iba con Daniel Ortega, y los saludé a ambos militarmente.

Dijo que poco después vino el Caracazo y comenzaba la Revolución bolivariana.

Refirió que la cuarta visita fue en 1999, el día en que "este humilde soldado tomó posesión de la presidencia de la República como parte de ese proceso revolucionario", y que la quinta visita de Fidel fue en el 2000, después que pasó la Asamblea Constituyente y se aprobó una nueva Constitución.

Solo Cuba defendía el Socialismo

En ese marco, explica Chávez, solo Cuba defendía el Socialismo, mientras en Venezuela se había prendido una llama, que no estaba clara aún; nosotros ni habíamos asumido el socialismo como bandera ni la revolución había tomado ese camino.

Cuando llegó Fidel a Caracas aquel octubre del 2000 se hizo la firma del convenio de cooperación, este que está aquí, muy generoso.

Recordó que Venezuela apenas se comprometía a enviar a Cuba suministros de crudo y derivados, como dice el artículo tres, hasta por un total de 53 000 barriles, con un pequeño porcentaje de financiamiento, lo cual hizo Venezuela con muchos países de Centroamérica y el Caribe. En aquellos días los precios del petróleo debían estar en 20-25 dólares el barril.

Nosotros decíamos, subrayó, que si el barril era mayor o igual a 15 dólares, el porcentaje financiado era de 5% sobre el valor de la factura y así iba subiendo la escala. Si el barril superaba los 30 dólares entonces el financiamiento era de 25%. No era una rebaja siquiera, era un financiamiento que cada país, como Cuba y muchos otros, lo aceptaban como una deuda, firmando unos papeles para cancelarla a mediano y a largo plazo. Así comenzó el convenio.

El periodista Randy alonso recordó que Chávez había propuesto una cifra mayor, generoso con la Revolución cubana por la situación que tenía Cuba en ese minuto, y Fidel pidió que fuera menos la cifra, pues Venezuela tenía que enfrentar primero su circunstancia.

El Presidente venezolano rememoró que él había venido a Cuba en el 1994 y que caminó por estas calles de la capital cubana, en las cuales apenas se veían vehículos, debido a la aguda situación económica que los cubanos llamaron periodo especial. "Aquí las luces de La Habana las prendían dos o tres horas diarias. El bloqueo se cerraba y aquí ese gigante que tenemos que es Fidel y este pueblo gigante resistiendo el bloqueo", puntualizó Chávez, quien refirió el contexto de aquellos duros años con la caída de la Unión Soviética, mientras América Latina se rendía al consenso de Washington.

Coincidió, dijo, con mi primera visita a La Habana ese año 1994, y nos sentíamos revolucionarios con una responsabilidad y no solo con Cuba. Estos convenios se los ofrecimos a toda Centroamérica y el Caribe, solo que había mucho miedo de acercarse a nosotros y mucha presión de Estados Unidos.

Recuerda, dice, que le propuso a Fidel enviar a la mayor de las Antillas cerca de 100 000 barriles diarios y Fidel dijo que no aceptaba eso: "Chávez, no puedo aceptarlo a pesar de las necesidades inmensas que tiene Cuba, pues ustedes están comenzando", y era cierto, nosotros teníamos esa deuda social, pues cuando yo llegué a Miraflores no había dinero para pagar sueldos, sino hasta dos o tres meses después; la pobreza en Venezuela estaba en el 60%, la miseria estaba cerca del 25%, el desempleo cerca del 20%.

El petróleo, indicó, lo estaban regalando, porque Venezuela, actuando subordinada a los intereses del imperio en contra de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC), producía mucho más petróleo del que realmente se necesitaba. Con ello generaba precios muy bajos.

Añadió que era una situación terrible en la Venezuela del Pacto de Punto Fijo, con la salud privatizada casi totalmente, en los hospitales públicos había que pagar, la educación privatizada, una alta tasa de mortalidad infantil, una desnutrición galopante.

Primera tarea: consolidar la revolución

Venezuela, añadió, estaba en el suelo, y Fidel, conciente, me dice: "Chávez, lo primero que ustedes tienen que hacer es consolidarse, así que Cuba no puede aceptar eso".

Destacó que hablaron toda la noche y al final llegaron a este convenio de 53 000 barriles diarios, que Cuba pagaba, pues solo había un porcentaje, insisto, que era financiado.

El mandatario andino se refirió al artículo cuatro del Convenio y a todo lo que se comprometió Cuba de ofrecimiento de servicios médicos, especialistas y técnicos de salud. "Y recuerdo que Fidel redactó de su puño y letra un párrafo, esta frase, que decía en lugares donde no se disponga de ese personal".

Destacó que la Isla comenzó a apoyarlos en materia industrial, además de lo social, la educación, la salud, la industria, sobre todo la azucarera, las medicinas, asesoría y adiestramiento en turismo, agricultura y alimentación.

El documento también estableció, afirmó el presidente venezolano, proyectos técnicos, cursos de postgrado en Cuba, producción de medios biológicos para la contención de plagas, "y todo eso se ha venido cumpliendo".

Al respecto explicó que el primer acuerdo que comenzó a cumplirse, "y yo diría que el más hermoso", el referido a que Cuba gratuitamente comenzó a traer miles y miles de venezolanos enfermos de distintas dolencias hacia La Habana, lo cual se mantiene, totalizando más de 23 000 pacientes con sus familiares en más de 300 vuelos de Cubana de Aviación.

"Así que vida, salud, educación, progreso. Qué gran aporte le han dado el pueblo y la Revolución cubanos a la Revolución Bolivariana. Gracias Cuba. Voy a parafrasear a José Martí: Denos Cuba en qué servirla y tendrá en nosotros verdaderos hijos e hijas", exclamó.

Ante los alertas de Fidel sobre los peligros de guerra nuclear por parte del imperialismo, dijo que tras la victoria de la derecha y la extrema derecha en las elecciones de medio término en Estados Unidos empiezan las amenazas contra Cuba, Venezuela¼

"Las amenazas van a seguir y yo tengo mucha fe en que este mundo nuevo que ya existe va a neutralizar la amenaza imperial. No le quito importancia a las alertas de Fidel. Anoche hablamos con Fidel un rato de eso, y yo decía, como dijo Fidel en una de sus reflexiones, que ojalá esté equivocado", afirmó.

Yo vengo, dijo, de la zona del Oriente Medio y allí hay preparativos de guerra, el imperio está instalado y el pueblo de Irán está desplegado en defensa de su soberanía, y muchos otros países están poniendo sus barbas en remojo.

Señaló que ojalá no se desate un conflicto mayor que pudiera llevarnos a un conflicto nuclear, como dice Fidel, quien ha estudiado ese tema y se ha convertido en un maestro en la materia, una guerra que provoque un invierno nuclear, que acabe con la vida en este planeta.

Fidel con su alerta, significó Chávez, ha ayudado muchísimo a tomar conciencia de este problema en los pueblos y gobiernos del mundo.

Sobre las perspectivas de las relaciones bilaterales refirió que el próximo año se cumplirán, "hoy lo hablaba con Raúl", los 50 años de la declaración del carácter socialista de la Revolución cubana, por lo que se debe mirar hacia atrás, hacia el presente y el porvenir con ojo científico.

"Nosotros en Venezuela hemos cumplido un primer tramo, 10 años, y ahora estamos mirando 2010-2020 y 2020-2030".

Hemos emprendido, acotó, una ofensiva, económica, internacional, social, política, de profundización, de revisión, de rectificación, de reimpulso, ética, moral, cultural, que va a marcar toda esta segunda década de la Revolución Bolivariana, de 2010 a 2020.

Dijo que en esa segunda década de la Revolución bolivariana y en la sexta década de la Revolución cubana, "yo estoy seguro que ambos pueblos y revoluciones seguiremos apoyándonos mutuamente, seguiremos consolidándonos", afirmó.

(Tomado del diario Granma)

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.