Los intermediarios sobran

La relación entre las empresas y los grupos empresariales fue valorada durante el debate del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en la Empresa de Producciones Ferrosa Vanguardia Socialista, en la capital

Autor:

Marianela Martín González

La oportunidad de construir entre todos el país que necesitamos a partir de la discusión del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, se hizo realidad este jueves en la Empresa de Producciones Ferrosa Vanguardia Socialista, ubicada en la capital.

La relación entre las empresas y los grupos empresariales fue valorada como un verdadero freno para el desenvolvimiento económico de las entidades, por uno de los trabajadores más veteranos de este centro. César Sánchez, al detenerse en el modelo de gestión económica y revisar sus lineamientos, destacó el onceno, el cual sugiere la definición clara de las facultades e instrumentos financieros a utilizar por las empresas para dirigir, organizar y realizar la producción de bienes y servicios.

«Tengo recelo con la relación entre la empresa y el grupo empresarial, pues eso genera doble papeleo y suma cantidad de intermediarios entre productores y consumidores», precisó.

El obrero Arturo Rodríguez acotó que muchas veces quienes trabajan en el grupo empresarial reciben la asesoría técnica, lo mismo dentro que fuera del país, en lugar de recibirla quienes están más cerca de la producción. El tributo que las empresas le pagan a esos grupos también fue señalada como un lastre que atenta contra el salario de los obreros y las utilidades de la empresa.

«La mala costumbre se arraiga tanto que cuesta extinguirla», apuntó Rosa Peña, directora técnica-productiva de esta empresa perteneciente al Ministerio de la Industria Sideromecánica, al referirse a las inversiones improvisadas, los descontroles económicos y otros dilemas financieros.

Como un asunto que no puede quedarse solo en la discusión, sino hacerse firme en cada centro de trabajo de la Isla, valoró la producción de valores tanto para el mercado nacional como el externo.

Con respecto al lineamiento 16, relativo a aquellas empresas estatales que muestren sostenidamente pérdidas en sus balances financieros y otras insuficiencias, el jubilado Fredy Matos advirtió que «si vamos a echar la guerra económica es echarla de verdad», por lo que coincidió en que es preciso eliminarlas, al ser un lastre para la economía del país.

Ante estas preocupaciones, Niurka Pérez, funcionaria del Comité Provincial del Partido, dijo que la autonomía y capacidad de gestión de las empresas es uno de los postulados de este Proyecto de Lineamientos. Habrá que adecuar las estrategias en cada lugar de acuerdo con las misiones de las empresas.

La dirigente partidista dijo que los lineamientos están bien estructurados. Y aunque se analiza por capítulos existe una conexión entre estos. Fueron el resultado de diversos estudios realizados por diez grupos de expertos.

Una de las inquietudes que más condujo a la reflexión la planteó Ariel Bello, para quien la falta de calificación de los obreros más jóvenes es una de las mayores debilidades de esta entidad.

Bello recordó que en esta fábrica, donde único se funde el manganeso en el país, en otros tiempos se fabricaban piezas para minas de oro, las cuales eran capaces de superar cualitativamente a las que comercializaba, en aquellos mismos años, naciones como Canadá.

Según Bello, la falta de plantilleros es un asunto pendiente de solución si se quiere salir adelante en la empresa. «Antes aquí hacíamos piezas para los ferrocarriles y ahora el país se ve en la obligación de importarlas. Tenemos problemas con algunas materias primas, pero aunque estas se comporten estables, el mayor problema es la preparación del personal».

En una segunda intervención, Fredy Matos se detuvo en el lineamiento 264, inherente a organizar y priorizar la atención y calidad de los servicios técnicos en función del mantenimiento y disponibilidad técnica de los medios de transporte, incluyendo el sector no estatal.

De las deficiencias que sufre el transporte urbano por la falta de piezas de repuesto habló Arturo Rodríguez, quien consideró imprescindible resolver la situación si se quiere reordenar la disciplina y la puntualidad en los centros de trabajo, donde debe librarse la mayor parte de esta batalla por actualizar nuestro modelo económico.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.