La vida en Revolución

Este 2011 nos coloca ante el privilegio que entraña vivir el año 53 de la Revolución, que nos pone también ante la certeza —como compartiera el Comandante en los días fundacionales— de que nuestra lucha no termina, apenas comienza

Autor:

Juventud Rebelde

Cuando se abre el camino ancho y presuroso del 2011, los jóvenes repasamos esa dimensión profundísima de lo vivido en el 2010, y ponemos la mirada sobre esas fibras intensas que comenzamos a tejer al calor de los ardientes debates del IX Congreso de la Juventud Comunista, y de esas batallas que emprenderemos para abrazar la Cuba que nuestros héroes pensaron, fertilizaron.

Abril fue un mes amanecido, en el que la realidad de la Isla fue pulsada por sus nuevas generaciones en un Congreso en el que flotó el espíritu de darlo Todo por la Revolución, y que devino escenario de lanzamiento de empeños para sortear las tempestades de este mundo de laberínticos desequilibrios, y agraviado constantemente por la fuerza imperial.

El encuentro juvenil calibró el paso de una avanzada que, guiada por Fidel y Raúl, defenderá siempre esta tierra soberana que palpita con sangre insurgente de titanes; y que no vive de espejismos sino del trabajo creador, ni se deja amedrentar por esa suerte de mitología cubanológica que otros intentan construir más allá de nuestras aguas.

Recientemente, también los jóvenes cubanos —con fuerza de huracanes—, alzaron las voces junto a sus contemporáneos de diversas latitudes en el XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, para denunciar todos los artilugios que emplea el capitalismo para tener siempre sumergidos a los hombres en la violencia.

Para Cuba el próximo abril volverá a ser un mes estremecido, en el que el Partido, vanguardia organizada del pueblo, apostará por las claves que conectan las esencias de la historia de esta nación con el futuro. Será un impar momento en nuestra travesía para acrecentar el tesoro ético y material de la nación, con jornadas que tendrán por telón de fondo el medio siglo de la gesta gloriosa de Girón, y el aliento de esos hombres que no permitieron que este suelo fuera ultrajado por botas mercenarias.

En esos días, igualmente asistiremos a la dicha de vibrar por el aniversario 50 de que esta Isla inmensa tuviera por apellido Socialista. En el mismo año en que Fidel proclamara el carácter de nuestra obra, los pioneritos, nucleados en la OPJM, comenzaron a impulsar sus hermosos propósitos.

Este 2011 nos coloca además ante el privilegio que entraña vivir el año 53 de la Revolución, que nos pone también ante la certeza —como compartiera el Comandante en los días fundacionales— de que nuestra lucha no termina, apenas comienza.

Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.