Desarrollan instrumental quirúrgico neuroendoscópico

La novedosa técnica quirúrgica busca nuevos horizontes para la atención a pacientes con hidrocefalias y patologías asociadas como tumores, hemorragias, malformaciones y abscesos del Sistema Nervioso Central

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— Instrumental quirúrgico que permite el abordaje por mínimo acceso al Sistema Nervioso Central (SNC), específicamente en pacientes pediátricos, fue desarrollado por el Servicio Territorial de Neurocirugía del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, de esta ciudad.

Isael Olazábal Armas, especialista de segundo grado en Neurocirugía y quien ha perfeccionado la innovación médica, explicó que la novedosa técnica quirúrgica surgió como necesidad del Servicio Territorial de Neurocirugía de este hospital, en el tratamiento específico de la hidrocefalia.

«El nuevo instrumental busca nuevos horizontes para la atención, tratamiento, evolución y pronóstico en pacientes con hidrocefalias y patologías asociadas como tumores, hemorragias, malformaciones y abscesos de ese sistema específicamente», explicó el especialista.

Comentó cómo la exitosa herramienta neuroquirúrgica ha sido utilizada en todas las etiologías de la hidrocefalia, «incluso en traumas graves, en el que se ha colocado un catéter intracerebral para medir la presión intracraneal del paciente, neuromonitoreo de referencia en el país», especificó.

Los resultados obtenidos en la neurocirugía camagüeyana, con su aplicación y con el desarrollo de los procederes neuroendoscópicos, son similares a los descritos y publicados en las diferentes series bibliográficas internacionales. «Incluso el instrumental creado aquí es compatible con los de países del Primer Mundo», apuntó el especialista.

Entre los resultados de la innovación destaca la reducción del tiempo quirúrgico en más de una hora, en la atención de la hidrocefalia en niños y adultos.

«Con su utilización en este padecimiento, el tiempo quirúrgico no excede los 15 minutos, sin embargo, en la derivación ventrículo-peritoneal, procedimiento tradicional, este llega a oscilar entre una hora y hora y media», significó Olazábal.

El método usual está acompañado además de mayores riesgos, originados principalmente por la obstrucción e infección del catéter, a lo que se agrega un elevado gasto económico y prolongado período de hospitalización.

«La ventrículo-peritoneal multiplica, también, la utilización de catéteres, que implican un elevado índice de morbilidad de entre el 20 y el 40 por ciento en niños, y hasta el 60 en los recién nacidos», precisó.

Desde finales del año 2009, fecha en que inició en Camagüey este abordaje primero pediátrico, después extendido a adultos, el índice de morbilidad y de complicaciones que se presentan se ha reducido entre un diez y un 20 por ciento.

Además, solo la no utilización de catéteres en las 23 hidrocefalias tratadas, tanto en niños como en adultos, ha ahorrado más de 23 000 dólares.

El instrumental desarrollado en el hospital infantil camagüeyano está compuesto por un neuroendoscopio rígido, un trocar para punción ventricular, un electrocoagulador para mínimo acceso, una broca para cirugía de la base craneal, y un cabezal neuroquirúrgico, destinado principalmente a las cirugías de mínimo acceso.

Cada parte fue reciclada desde instrumentales de especialidades como ortopedia, angiología, urología y otorrinolaringología. El instrumental en su conjunto posee un elevado costo en el mercado internacional y es de muy difícil adquisición para los países del Tercer Mundo, concluyó Olazábal.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.