Tributo joven a la fundación del II Frente Oriental

Estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de esta provincia rindieron tributo a los mártires del Segundo Frente Oriental Frank País en el aniversario 53 de su fundación

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

MAYARÍ ARRIBA, Santiago de Cuba.— Bajo los acordes de la canción El Mambí, de Luis Casas Romero, y con la marcialidad y el compromiso con la patria a flor de piel, estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de esta provincia rindieron tributo a los mártires del Segundo Frente Oriental Frank País en el aniversario 53 de su fundación, por primera vez con una guardia de honor ante la llama eterna del Mausoleo que perpetúa su memoria.

Los protagonistas de la vistosa ceremonia, que a partir de ahora se repetirá en cada nuevo aniversario de la apertura de la zona guerrillera, depositaron ofrendas florales a nombre del pueblo de Cuba y de los Consejos de Estado y de Ministros, y un ramo de rosas ante el peñón que custodia las cenizas de la heroína Vilma Espín Guillois.

Este 11 de marzo, como es ya tradición en ese serrano municipio santiaguero, una representación de pobladores de Mayarí Arriba, encabezados por Lázaro Expósito Canto, integrante del Comité Central del PCC y primer secretario en la provincia, recorrió otra vez la senda bordeada de palmas hasta la base de la loma de Mícara, donde está situado el Mausoleo, en la mejor demostración de que siguen siendo fieles a su historia.

Leticia Martínez, primera secretaria del Partido en Segundo Frente, recordó que hace 53 años el entonces Comandante Raúl Castro, acompañado de 77 aguerridos hombres y como parte de la estrategia de extender la guerra revolucionaria a todo el territorio nacional, llegó después de un largo recorrido desde Pata de la Mesa, a la zona de Piloto del Medio, para dejar oficialmente abierto el Frente, el 11 de marzo de 1958.

Con la apertura del Segundo Frente, significó la dirigente, no solo se amplió el teatro de operaciones militares; con este, los humildes campesinos de la región montañosa recibieron un incondicional apoyo, tras decenas de años de maltratos, persecuciones y desalojos.

Ese mismo pueblo, que sigue fiel a su historia, expresó Leticia Martínez, enarbola las banderas por las que derramaron su sangre los combatientes del Segundo Frente y sabrá crecerse ante los retos del presente, como la necesidad de producir y aprovechar cada pedazo de tierra.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.