Isla de la Juventud sin zonas de silencio - Cuba

Isla de la Juventud sin zonas de silencio

La instalación de una central telefónica digital en el poblado de Cocodrilo permite prestaciones que colocan al Municipio Especial en el segundo lugar del país en cantidad de teléfonos por habitantes

Autor:

Roberto Díaz Martorell

COCODRILO, Isla de la Juventud.— Con la instalación de la central telefónica digital en el poblado de Cocodrilo, en el sur de la Isla de la Juventud, se reducen a cero las zonas de silencio aquí, reveló Isaim Cutido Leyva, director en funciones de la Empresa de Telecomunicaciones en el territorio.

Informó que los 324 pobladores de ese Consejo Popular, a más de 80 kilómetros de Nueva Gerona, se benefician hoy con servicio de telefonía fija de mayor calidad y la empresa cumple uno de sus principales propósitos: cubrir con esas prestaciones los asentamientos con más de cien habitantes.

«Con esta acción el Municipio Especial se ratifica en el segundo lugar del país en cantidad de teléfonos por habitantes detrás de La Habana», acotó.

En Cocodrilo se instalaron teléfonos en todas las casas y centros de trabajo, además de una pública y un centro telefónico comunitario.

El directivo explicó que el resto de los consejos populares del Municipio Especial no disfrutan de la misma cantidad de teléfonos por habitantes, por no contar todavía con las facilidades técnicas en las plantas internas y externas, aunque —aclaró— la central tiene capacidad para cubrir la demanda territorial.

En el caso particular de Cocodrilo, Rosa María Pérez, historiadora de la empresa, recordó que el primer servicio telefónico automático llegó a esta comunidad en junio de 1987, cuando se instaló un sistema de radio enlace con cuatro canales analógicos para servicios estatales, incluyendo la estación pública monedera.

En los primeros años de la década del 90 —explicó— se sustituyó la tecnología y se ampliaron a ocho los servicios en función de la salud, la defensa y otras entidades estatales, pero el deterioro tecnológico obligó, por un largo período, a comunicarse por un servicio con monocanal (línea de un solo servicio) que no era eficiente.

«La realidad hoy es diferente —aseguró Cutiño Leyva, también técnico en Telecomunicaciones—. Antes la comunicación era por radio y se interrumpía con frecuencia al enlazar con la central de La Victoria, hoy la tecnología es digital y la calidad del servicio superior».

La central digital de Cocodrilo se enlaza con el Consejo Popular Argelia-Victoria, el más cercano, a través de una torre de 42 metros que capta la señal y garantiza el servicio a los usuarios en este poblado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.